En octubre del año pasado, la deportista Caterine Ibargüen anunció su candidatura al Senado de la República por el Partido de la U. Ibargüen es una medallista olímpica, catalogada como una de las mejores atletas de la historia de Colombia; por tal razón, su incursión en la política generó una pregunta en muchos colombianos: ¿realmente dejó el deporte por la política?

En una entrevista con el periódico digital El Colombiano, Ibargüen reveló algunos detalles sobre su candidatura y cómo llegó a hacer parte del Partido de la U.

Caterine Ibargüen llegó al Partido de la U por invitación de Dilian Francisca Toro, presidenta del partido, así lo relató la deportista colombiana. «Después de terminar los Juegos Olímpicos, ella hace un acercamiento y (me pregunta) que si quería dar este paso». Antes de tomar la decisión, «primero hice una reunión con mi familia en la cual les expuse esta opción y estuvieron de acuerdo, entonces acepté».

Ibargüen lanzó su candidatura al Senado luego de conversar con su familia y asegurar su apoyo en este nuevo proyecto que acaba de empezar.

La campaña de Ibargüen se apoya en el deporte, una disciplina que la candidata conoce muy bien, quien a pesar de sus nuevas obligaciones, se rehúsa a dejar de lado su pasión. «El deporte nunca lo voy a dejar. Siempre seguiré haciendo deporte y ahora mucho más fuerte, porque voy a trabajar en pro de él, para mejorarlo».

Incluso, la candidata dejó en claro que una de las razones por las que decidió incursionar en la política está estrechamente relacionada con al deporte. «Mi gran decisión se dio porque, como muchos colombianos, sentí el cansancio de tener pocas oportunidades, de no ser escuchados, de tener talentos y tener que dejarlos dormidos por las pocas oportunidades que se presentan en nuestro país».

Como deportista, conoce las políticas del país que, en su opinión, deben ser mejoradas y por las cuales pretende trabajar si es elegida. Como en el caso de la ley 181 en la que se establecen algunos beneficios para los medallistas de talla mundial. «Dice que todo deportista con una medalla mundial de mayores puede adquirir una ayuda del Gobierno. Pero yo no puedo tenerla, porque es para mayores de 50 años que no devenguen más de cuatro salarios mínimos. A mí como deportista no me cobija y creo que hay que mejorarla».

Otro punto que también quisiera mejorar se refiere a la educación de los deportistas, desde su experiencia considera que los deportistas deben tener una mejor educación para que «más adelante pueden tener acceso a un trabajo digno, porque hoy no lo tienen».

Sobre el partido

La participación de Ibargüen en el Partido de la U ha traído críticas y comentarios a los que la deportista dio respuesta.

Respecto a los comentarios que afirman que podrían aprovecharse de su reconocimiento para arrastrar votos y cambiar la imagen del partido, la candidata dejó en claro que su intención es darle una «nueva imagen a la política» y, para lograr sus objetivos, utiliza los medios a que se le han ofrecido.

«Considero que cuando uno tiene una esencia clara y unos objetivos nadie lo puede utilizar. Tú utilizas los medios para hacer realidad tus sueños. Y esa es mi puesta en escena y siempre lo va a ser. Cuando se me presenta un camino para llegar a mis objetivos, lo tomo con la mayor madurez y el compromiso para alcanzar mis sueños», comentó al respecto.

En sus palabras, decidió unirse al Partido de la U porque «el partido está trayendo nuevas ideas. Les está dando oportunidades a personas totalmente diferentes a la política, tiene nuevos estatutos y a eso es a lo que yo voy».

Por último, no desea que se le relacione con líos judiciales de partidarios de esa colectividad, pues «soy una persona totalmente transparente y eso es lo que le estoy mostrando al país».