La devastación económica, de la zona más costosa por metro cuadrado del país, quedó en evidencia el primero de septiembre, el día de la ‘nueva normalidad’.

El impacto económico generado por la pandemia ha causado la quiebra de cientos de empresarios de la ciudad de Cartagena, y aunque las autoridades pronosticaban, para este primero de septiembre, una apertura masiva del comercio, joyerías, restaurantes, almacenes de ropa, bares, lencerías, entre muchos más negocios, no volverán a abrir puertas.

Plazas como la de San Pedro, Santo Domingo y Fernández de Madrid, que albergan los restaurantes más grandes, al aire libre, aún permanecen vacías, esta vez no por la amenaza de la pandemia, sino por el impacto económico que dejaron 5 meses y medio de cierre total.

Debido al panorama desolador del comercio en la ciudad, El Distrito estableció un plan de reactivación y adaptación económica y social de Cartagena que proporcionará estrategias para estimular la reactivación de las empresas locales y la demanda de bienes y servicios por la ciudadanía.

“Se hará bajo un esquema de corresponsabilidad, el acompañamiento de autoridades sanitarias, gremios económicos y sociedad civil, al tiempo que propiciará un conjunto de oportunidades laborales y de protección social que les permita a los ciudadanos acceder a empleos y fuentes de generación de ingresos que posibiliten el mejoramiento de las condiciones de calidad de vida de las personas”, expresó el secretario de hacienda de la ciudad, Dawin Pérez Fuentes.

Por su parte, las murallas de Cartagena están habilitadas para los visitantes, pero el turismo aún es escaso y los museos, otro de los atractivos de la Ciudad Heroica, siguen cerrados.

¿Qué medidas se tomarán para la reactivación económica?

“En aras de alejarnos de la dinámica económica divergente que ha tenido la ciudad históricamente en términos del crecimiento económico y las variables sociales, tenemos el reto de ejecutar un plan en términos de equidad económica y social. Este Plan de Reactivación y Adaptación Económica y Social se fundamenta en cinco programas, 19 acciones y 62 actividades, que impactarán en los problemas estructurales a nivel económico y social que tiene hoy la ciudad de Cartagena” aseguró el Secretario de Hacienda de la ciudad.

Con el fin de dinamizar los sectores productivos, uno de los programas del plan de reactivación busca recuperar el desempeño macroeconómico y fiscal. Este, promete promover y reactivar el consumo de las familias y generar ocupación de emergencia por parte del distrito; y el fortalecimiento del mercadeo y financiamiento de los sectores empresariales, prioritariamente las mipymes de la ciudad.

Por otra parte, y a través de cadenas de suministro local y con municipios vecinos, se pretende mejorar la competitividad empresarial y territorial, fortaleciendo los encadenamientos productivos y desarrollando la economía local, lo que a su vez permitirá crear cadenas productivas y de agregación de valor de los insumos de las empresas que forman parte de estas cadenas de valor.