«Así como hoy hay mujeres muy jóvenes teniendo espacios de poder; más adelante, esas mismas mujeres estarán en un podio donde los hombres solo podremos admirarlas e intentar imitarlas».

Sin embargo y a pesar de esto, la mujer es hoy vista en los medios desde un lente muy peyorativo, donde tratan de mostrar lo negativo a través de posturas que los mismos medios generan.

Esos mismos lentes son los que hoy tratan de denunciar canales como Juventud Diversa, donde se busca sacarnos del lente que nos ha impuesto el medio y exponernos hechos concretos que nos hagan generar un nuevo criterio, en el caso de este programa radial, con referente a los temas de diversidad sexual.

Juventud Diversa es un programa radial que se emite, desde el 25 de Julio del 2018, todos los miércoles de 9 a 10 P.M. por los 101.6 de la emisora Colectiva.

Este espacio es dirigido por Alfonso Marrugo, comunicador egresado de la Universidad de Cartagena, especialista en Derechos Humanos y activista LGTBI.

Alfonso ha defendido, con fuerza y poder de voz, los intereses de esta comunidad desde su temprana aparición ante el ojo público. Ha sido constante en la progresiva lucha, que aún se mantiene, contra las problemáticas de la comunidad LGTBI y la marcada apatía del ente gubernamental de Cartagena y Bolívar hacia los derechos de estos ciudadanos.

Estuvo en el preludio de la primera Marcha LGTBI, planeada para comenzar desde Bocagrande y donde los que residían cerca a la avenida San Martín no les dejaron avanzar ni un solo paso con la bandera. Los residentes se armaron de un amplio bloque de la policía que les bloqueaba el paso a los manifestantes, y por ende, violaba el derecho a la movilización social, discriminándolos desde un predominante ideal que juzga a lo «diferente» y que priva de los derechos a un sector también importante de esta sociedad.

Poniendo todo más en contexto, cabe comentar que muchos más brotes de la policía aparecieron, no solo en Cartagena, sino en Colombiana en ese mismo año de 2011. La falta de formación a la policía trajo como consecuencia una sanción de La Corte Interamericana de los Derechos Humanos para Colombia por su mal manejo desde la policía como institución. A raíz de esto es que se hace necesario el surgimiento de la Directiva 006 del 2015, donde se compromete la institución de la Policía Nacional a formar a sus miembros en derechos de la población LGTBI.

Este lamentable escenario le hizo despertar a Alfonso la mirada hacia la falla cultural y social que se tiene en la ciudad dentro del concepto de respeto desde las instituciones, problema que no se ha sabido socorrer y que evita el progreso e inclusión en Cartagena.

Ya después de esto, Alfonso narra que «la bola se fue regando» y esta exclusión de este foco poblacional fue siendo vista como un tema con mayor importancia a tratar y de preocupación para los funcionarios y miembros del estado.

 

«Judith Pinedo nos llama para sentarnos a hablar después de toda la bulla que hicimos en reclamo de nuestros derechos»

Durante la alcaldía de Judith Pinedo, Alfonso empezó un proyecto de inclusión de los focos sociales en temas LGTBI, donde ganó la beca de su especialización. En este gobierno, él comenzó todo su despliegue de apoyo social en el marco de la política. A pesar de que el Plan de Desarrollo de Judith no había nada que hablase, explícitamente, de la comunidad LGTBI, se pudieron empezar a abordar más temas que tuviesen que ver con la inclusión de los sectores marginados de la ciudad y se comenzó a formar un lazo de cooperación entre el sector público y las poblaciones marginadas; no sólo LGTBI, sino también poblaciones pertenecientes a grupos Afros, grupos de mujeres afectadas por el conflicto, organizaciones no gubernamentales, entre otras.

«Se habla de la primera marcha como la que ocurrió posteriormente en Getsemaní. En esta, se contó con el apoyo de una asesora de Judith, la cual le daba la razón a Caribe Afirmativo y les prometía su apoyo en la creación de proyectos. Se comenzó entonces un proyecto de concientización del problema del respeto a la diversidad sexual con la escuela de Gobierno y con las tres localidades involucradas: funcionarios públicos, miembros de la policía y miembros del grupo LGTBI».

Ya con la llegada del gobierno de Campo Elias, el grupo de trabajo donde participó Alfonso sí pudo hacer una política pública distrital de diversidad sexual y tratar con nombre propio a las problemáticas que giraran en la órbita de este tema. En ese momento es donde se logra sacar una política pública de diversidad sexual piloto y pionera de este tema en el país. Ahí, Alfonso apoyo en el tema de la concientización de los derechos que comenzarían a visibilizarse en la población LGTBI.

Él trabajó también, y en simultáneo, con Caribe Afirmativo documentando la violencia contra la población LGTBI, donde hizo seguimiento a las muertes, suicidios y matoneos por la intolerancia a la diversidad sexual. Asimismo, acá se empeñó por que en los comités de los grupos poblacionales de la ciudad, el tema LGTBI estuviese siempre vigente.

«Yo comienzo como enlace en el tema educativo por el aumento en los casos de suicidio y violación en los colegios de ese año»

El trabajo de Alfonso Marrugo en los gobiernos, secretarías y proyectos en el sector público ha tenido como principal fin el implementar políticas públicas que beneficien a los sectores marginados y propiciasen la inclusión los derechos de estos como tema relevante en las mesas de discusión.

«Se necesita gestión e innovación creativa para que lo público no se estanque».

 

Surgimiento de Juventud Diversa

Ya teniendo toda esta experiencia y habiéndose documentado en la actualidad de la población LGTBI, Alfonso se percata de que no hay un medio que preste su espacio para abordar todos los temas que afectan y tocan a fondo a esta comunidad.

Por tanto, este decidió emprender este proyecto de Juventud Diversa, donde se enfrentó a todos los grandes obstáculos, como lo son el estigma desvalorativo del cartagenero hacia lo gay, el rechazo que se sufrió del gremio de periodistas, la falta de apoyo para crear este espacio, atentados contra su morada y las amenazas de muerte de un grave riesgo e, incluso, persecución religiosa por ciertas feligreses de la ciudad.

«Hay muchos empresarios y creativos que han tenido muchas dificultades para exaltar lo gay en sus entidades y productos por las miles de trabas que ponen las entidades públicas por recelo al tema LGTBI»

«A la gente le molesta que yo hable de personas intersexuales».

«Los medios son una rosca burocrática que, entre su homofobia, no permiten sugerencias ni dan cabida a espacios donde se hablen de temas que alberguen a las comunidades LGTBI».

«Ni los periodistas gays apoyaban la formación de un espacio para los temas de diversidad sexual, como lo es Juventud Diversa hoy».

«Embajadas como la de Suecia se siguen sorprendiendo de que ya no hay sólo víctimas del conflicto armado, sino también víctimas de sectores del cristianismo».

A pesar de esto, también recibió un grato apoyo de la embajada de Suecia, pues esta hace seguimiento a los lideres sociales bajo amenaza; y hasta le ofrecieron un asilo político en EEUU para procurar su bienestar.

Asimismo, quedo nominado como un defensor a nivel nacional, pudiendo viajar a Bogotá, dándose relación y voz en la unidad nacional de protección, permitiéndose conocer a figuras como la de Julio Sánchez Cristo y debatirle, en Partida W, a una opositora como Ángela Hernández.

Esto siempre permite darle voz al tema y exponer todo lo rezagado que se está y todo lo que se hace falta para asegurar que no pierda condiciones un cartagenero por ser LGTBI.

Hoy, Juventud Diversa es el único espacio radial del caribe colombiano que habla de diversidad sexual. Mantiene un enfoque social, juvenil y de derecho donde se le permite conocer al cartagenero las problemáticas que sigue viviendo un importante sector de nuestra comunidad, saber de historias que se viven sus miembros, día a día, en la ciudad y departamento, como también escuchar la opinión sobre temas que afectan a cualquier individuo de este grupo social de la boca de alguien formado en criterios por los que ya ha luchado y defendido durante muchos años.

«En Juventud Diversa tocamos temas latentes como el VIH, que ya se presenta en nuestra juventud desde los 13 años; la inclusión de toda la agenda cultural que se ofrece por y para los gays; el apoyo del emprendimiento de entidades y personas LGTBI; como también, los sucesos y avances en las historias y problemáticas que viven a diario estas poblaciones.»

Bolivarense Positivo apoya a todo espacio donde se cultive la importancia hacia la gran parte de la población que merece atención, pero aún se les sigue ignorando y dejando al margen. Apoyamos a todo aquel que esté y se quede del lado de «los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada» (Galeano, 1940).

La invitación de este Bolivarense Positivo es la de escuchar a aquellos que tienen historias por contar. Si tanto han luchado, y siguen luchando, por darse a conocer y permitirse hablar -a pesar de lo mucho que aún se esfuerzan por privarlos de una voz que se pueda escuchar-, es porque tienen algo relevante por decir.

Hay muchas historias, que pasaron y pasan, que no se contaron antes de esta comunidad y que aún son de importancia. Hoy se brinda un espacio para contarse, gracias a buenos personajes como Alfonso Marrugo y a su espacio radial: «Juventud Diversa».