La segunda fase del proyecto Barú Sostenible se ha puesto en marcha en la isla de Barú, liderada por las Fundaciones Hernán Echavarría Olózaga, Santo Domingo, la Sociedad Portuaria Puerto Bahía, Veolia y la Corporación Pulso Verde. La iniciativa se enfoca en fortalecer la gestión de residuos sólidos, integrando educación ambiental en las escuelas y fomentando el reciclaje a nivel comunitario.

La etapa anterior logró recoger más de 40 toneladas de residuos y motivar a la comunidad hacia el reciclaje. En su segunda fase, el proyecto se concentra en mejorar la gestión de residuos sólidos en la isla de Barú. Se estructura sobre tres ejes principales:

1. La implementación de programas de educación ambiental en las escuelas.
2. El desarrollo de campañas de concienciación comunitaria sobre la importancia del reciclaje
3. La optimización de la infraestructura para la recolección de residuos en espacios públicos.

El proyecto no solo busca conservar el entorno natural de Barú, si no que también promueve una mayor conciencia sobre la sostenibilidad, fortaleciendo y realzando el rol de los recicladores en la comunidad.

Ana Milena Ordosgoitia, representante de la Fundación Hernán Echavarría Olózoga, enfatiza el papel crucial de la educación y la adopción de prácticas ambientales responsables para el desarrollo sostenible de Barú, mostrando un compromiso con la protección de sus recursos naturales y el bienestar de su comunidad.