Luego de las acusasiones de algunos empleados de Transcaribe en dónde afirman que están siendo explotados laboralmente debido a las extensas jornadas laborales en la empresa de transporte público, Transcaribe se manifestó diciendo que:

«Transcaribe no es el empleador de los conductores del sistema. Ellos son contratados por cada una de las empresas concesionarias de la operación, y las condiciones relacionadas con los pagos y la duración de los contratos, entre otras, son acordadas previamente entre las empresas y los conductores, previo a la firma de los contratos. Incluso, estas condiciones siempre son especificadas en cada convocatoria pública que se realiza para seleccionar conductores».

«Además, el ente gestor no conoce de ninguna acción que se haya interpuesto ante las instancias administrativas del Estado, específicamente ante el Ministerio del Trabajo, en relación a estas supuestas conductas de explotación laboral», se lee en el comunicado de Transcaribe.

Así mismo, explicaron que «por una obligación contractual, las empresas concesionarias de la operación deben contratar al personal y cumplir el régimen laboral vigente. Por lo tanto, las jornadas de trabajo de cada conductor en ningún momento exceden las ocho horas diarias».

Efectivamente, existe la práctica denominada como “tablas partidas” en las que un conductor trabaja un determinado número de horas en un turno y luego trabaja otro número de horas en otro turno, pero jamás estas jornadas superan las ocho horas por día.

Como ente gestor, Transcaribe mantiene canales permanentes de comunicación con las empresas concesionarias sobre este tipo de situaciones. Desde el sistema lamentamos y rechazamos estas afirmaciones inexactas.