Gobernadores de las comunidades indígenas realizaron graves señalamientos en contra de Miller Manuel Ranoque, padre de los cuatro niños rescatados en la selva del Guaviare el pasado 9 de junio luego de 40 días perdidos, tras el accidente aéreo en el que su madre, Magdalena Mucutuy, falleció.

Las denuncias realizadas en medio de la emisión del programa Los Informantes de Caracol Televisión, indicarían que Miller presuntamente abusaba de la niña de 14 años, e intentó violarla en varias ocasiones; incluso, ha sido criticado públicamente por parte de los abuelos maternos de los menores.

William Castro, gobernador de Puerto Sábalo-Los Monos, fue una de las personas que cuestionó los maltratos a los que fue sometida la familia por parte de Miller Ranoque:

“Ese señor ya daba indicios de una vida desordenada. Él se tomaba sus tragos y reaccionaba violento, muy violento. Se pavoneaba diciendo que tenía dos mujeres. Vecinos fueron testigos de una golpiza que él le dio a la mamá de los niños, la agredió con machete. Había intentado abusar de la hija mayor de Magdalena”.

Ignacio López, gobernador de la comunidad de Berlín, confirmó los hechos de esta denuncia. De la misma manera, el líder indígena Carlos Andrés Aguirre, ratificó las acusaciones, y agregó que las supuestas amenazas que recibió Ranoque de parte de las disidencias de las FARC fueron una excusa para evitar las consecuencias de los ‘delitos’ que cometió dentro de su comunidad:

“Para nosotros como pueblo indígena, él debería de estar pagando la condena en una cárcel, él cometió un delito dentro del resguardo (…) la guerrilla no lo desplazó, él tenía que asumir una consecuencia por cuestión de peleas familiares”.

Cabe aclarar que Miller es el padre biológico de los dos hijos menores de Magdalena. Las niñas mayores, de 14 y 9 años, son sus hijastras.

Mientras tanto, se espera la decisión del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar sobre la custodia de los cuatro niños rescatados.