Se presentan denuncias públicas relacionadas con presunto abuso policial en La Heróica. Los hechos tuvieron lugar el pasado 10 de septiembre en el CAI de chambacú, en el marco de las protestas desatadas en contra del abuso de autoridad del que fue víctima Harold Morales. La concentración que contaba con la participación de jóvenes universitarios se vio interrumpida  por agentes de la unidad de comando COPES.

Las víctimas fueron un grupo de al menos 10 jóvenes detenidos a la altura del cerro San Felipe. Según el relato público de Darwin Echeverry, uno de los jóvenes víctimas, fueron detenidos por un grupo de 12 uniformados del COPES, más conocidos como ‘cascos negros’, quienes pidieron identificación y procedieron a requisar. Sin embargo, y no contentos con esto, cuenta Darwin que continuaron reteniendo sus celulares y cédulas para posteriormente trasladarlos a la estación de Policía de Chambacú.

“Esto fue supuestamente con el fin de identificarnos y para ver nuestros antecedentes. Nosotros ya sabíamos que esto iba para raro. Por suerte se logró llamar a una persona del Comité de Derechos Humanos para que esto no se quedara impune porque quién sabe qué hubiese pasado si no hubiese llegado alguien para poder sacarnos a tiempo”, relató Darwin en su cuenta de Instagram. 

Según manifestó el secretario del Interior, David Múnera, al parecer los jóvenes se dirigían a la velatón que se convocó en San Francisco en memoria de Harold Morales, joven abatido por un agente de la Policía Metropolitana de Cartagena el pasado 24 de agosto. Así mismo, Munera afirma haber al enterarse de lo sucedido ordenó la liberación de los estudiantes. “Inmediatamente llamé al coronel Albor para que los soltaran. Eran jóvenes que querían movilizarse y protestar y nosotros tenemos que garantizarles ese derecho”, puntualizó el Secretario. 

No obstante, según denuncian los jóvenes estudiantes, estas órdenes no fueron acatadas sino hasta entrada la noche mientras que los uniformados ejercían violencia física y emocional hacia los detenidos. “Se les da una orden en específica que era golpearnos pero no con puños no con bolillos sino con cachetadas. Acto seguido se ponen los cascos negros en fila y uno por uno no va dando golpe, tras golpe, tras golpe indiscriminadamente. Uno más doloroso que el otro en verdad”, denunció Darwin Echeverry. Además, en su relato también declara que se les comunicó un traslado a la Fiscalía para imputarles cargos por terrorismo y que comparendos estarían a sus nombres por violar el pico y cédula. 

Foto de los jóvenes víctimas

Tras conocerse el hecho, a través de su cuenta de Facebook, el concejal Julio Bejarano pidió respuestas del alcalde William Dau y el secretario del Interior, David Múnera, sobre lo sucedido. “Varios ciudadanos me informan que un grupo de jóvenes, que querían realizar una velatón en protesta por los temas de abuso policial, fueron ilegalmente retenidos por agentes de policía y los tienen en el CAI de Chambacú y los están golpeando. Espero que el secretario del Interior y el Alcalde se apersonen de la situación la protesta es legítima y constitucional y es importante resaltar que estos jóvenes la intentaban ejercer de manera pacífica”, publicó.

El alcalde William Dau Chamat no se hizo esperar y en respuesta comentó esta publicación. “tengo entendido que esta tarde detuvieron a cuatro jóvenes que fueron a protestar con piedras y botellas. Por solicitud de la Alcaldía ya fueron liberados”, puntualizó.

Julio Bejarano rechazó la respuesta, manifestando que el Alcalde sataniza la protesta pacífica, además tachó como  lamentable la respuesta que recibió de su parte. “Lamentable este comentario alcalde, satanizando la protesta pacífica contemplada en la constitución, esos jóvenes, NO son vándalos, tengo pruebas que los retuvieron ilegalmente, los golpearon intentando no dejarles marcas, le cuento que son estudiantes de la Universidad de Cartagena, intentaron llegar a hacer una velatón, sin mediar palabras los retuvieron agentes del Esmad en el CAI de Chambacú y no solo eso intentaron incriminarles delitos que no cometieron”.

El concejal continuó diciendo que “no es la primera vez que sucede en protestas estudiantiles, he sido testigo presencial de estas situaciones, me gustaría que se le den todas las garantías a estos ciudadanos de protestar, tal cual se las dieron a los que protestaron por la captura de Uribe en el barrio Bocagrande, escoltados por la Policía en plena pandemia, sin reportar un solo comparendo ese día, este tipo de comentarios lo que permite es que la policía continúe con los abusos”.

Además, solicitó resultados de las más de 52 denuncias que se han hecho por presunto abuso policial. “Yo le solicito como Concejal de Cartagena que exija resultados de las más de 52 denuncias de abusos policial que este año se encuentran sin respuesta por parte de la Policía Metropolitana de Cartagena, además justicia y celeridad en las investigaciones por la muerte de Harold y otros ciudadanos en manos de la Policía”.