Sucedió en Texas, Estados Unidos, los padres de un mejor demandaron a Apple ante un tribunal de justicia, con el argumento de perjudicar la salud auditiva de su hijo, de 12 años, luego de usar los AirPods, dispositivos de audio de la marca.

Según las declaraciones, el lunes 16 de mayo, los padres revelaron que el menor sufrió una “pérdida de audición permanente”, luego de que los AirPods emitieran una alerta de las autoridades.

Los padres aclaran que el sonido generado por los auriculares, llegó a desgarrar uno de sus tímpanos.

Todo parece indicar que el menor (que ahora tiene 14 años) se encontraba (en 2020) usando sus AirPods Pro, conectados a su iPhone, mientras veía un programa en Netflix.

Lo siguiente fue una alerta Amber (enviada por las autoridades locales cuando hay un menor en peligro), hecho que afectó su salud auditiva.

En la demanda se contempla que el niño estaba mirando una serie con el “volumen bajo”, pero al instante sonó la alarma de emergencia con un volumen elevado: “se disparó de repente, y sin previo aviso a un volumen que desgarró su tímpano, dañó su cóclea y le provocó lesiones significativas en la audición”, detallaron Carlos Gordoa y Ariani Reyes, los encargados del niño.

La sintomatología del niño lo ha afectado de manera permanente, con mareos, vértigo, náuseas y acúfenos (hace referencia a la sensación de zumbidos o silbidos constantes en el oído).

Se dice que el niño tendrá que hacer uso de dispositivos de audio en sus oídos de por vida.