Por: Alexandra Santos

Europa padece la temporada más intensa de calor y, según los meteorólogos, podría romper récords locales y continentales en los próximos días.

El mes pasado fue, según el Instituto Goddard de la NASA para Estudios Espaciales, el julio más caliente desde que se tiene registro y, en agosto, la situación no es diferente. Varios países mediterráneos emiten advertencias climáticas, mientras los termómetros marcan los 40°C y va en aumento.

Asimismo, los pronósticos predicen que las alertas están sobre la península ibérica donde se espera que se registren las mayores temperaturas durante este fin de semana.

Según el servicio del tiempo de la BBC, se espera que los termómetros ronden los 47°C en el suroeste de España y en el sur y sudeste de Portugal, tanto el viernes como el sábado.

A pesar de este fenómeno, no son los únicos afectados puesto que también se empieza a mostrar efectos insólitos en varias regiones del mundo.

Estragos de las altas temperaturas

En Alemania, el sol y las altas temperaturas hicieron que esta semana bajaran los niveles de agua del Elba y aparecieran en la ribera municiones de la Segunda Guerra Mundial.

De igual manera, Suecia tiene desde el miércoles un punto más alto, luego que un glaciar se derritiera y mostrara que una cumbre de la montaña Kebnekaise, hasta entonces cubierta de hielo, era mayor que el punto considerado el más elevado del país.

Por otro lado, en Viena las autoridades austriacas comenzaron a repartir desodorante en el metro.

Derretimiento de un glaciar del Kebnekaise que ilustra una cumbre desconocida.

California también registra altas temperaturas. Los expertos alertaron la alta intensidad de los fuegos que estaban generando un sistema climático con leyes propias en el área de los incendios. Estos han llegado incluso a diversas áreas del Círculo Polar Ártico, un lugar de nieves perpetuas; a su vez, en Noruega, las autoridades alertaron a los conductores porqué los renos y las ovejas se están refugiando del calor en manadas debajo de los puentes.

Japón, continúa en «desastre natural» por el calor, y en Grecia el número de muertos por los incendios del pasado mes suman 91, mientras otros 29 han fallecido en los últimos días en Corea del Sur.

En suma, los expertos están enfocados en Europa donde llega una oleada de aire caliente desde África y se espera que rompa las marcas históricas.

El actual récord de temperatura es de 48°C y se registró en Atenas en julio de 1977.

En Francia las personas deciden refrescarse en la fuente.