Sin piso legal un oficio de 2006 de la Secretaría de Hacienda, que en su momento aportó el gerente de la Concesión Vial de Cartagena, René Osorio, con el que pretendía demostrar que esta entidad quedaría exenta de pago de impuesto de predial unificado del punto donde funciona el peaje de Manga; ahora tendría que desembolsarle al Distrito de Cartagena la  suma de $17 mil millones de pesos.

 

El director de la Red de Veeduría a la Rama Judicial, Erick Urueta Benavides, explica que si bien el inmueble identificado con la Referencia Catastral donde funciona el peaje de Manga es propiedad del Distrito, estaría exento de pago de impuesto catastral, pero también es cierto que hay un contrato de concesión que se generó a partir del 31 de diciembre de 1998 en donde la concesión está ejerciendo actividad de poseedor.

El predio efectivamente es del Distrito pero como la concesión vial lo tiene en posesión debe pagar el impuesto predial unificado. Esto quedó claro en el artículo 5 del Acuerdo del Concejo Distrital No 025 de 2016 donde se explicó que los contratos de concesión e incluso los poseedores de bienes de uso público debían pagar impuesto predial unificado”, explicó el veedor.

El documento que presentó por René Osorio se firmó el 8 de mayo de 2006 por Edilberto Marrugo Jiménez de la División de Impuestos, e iba dirigido a Álvaro Mobilla, gerente de la concesión vial en el año 2006. Se expresaba que de conformidad con el artículo 19 del Acuerdo 30 de 2001 y la Resolución Distrital No 4416 de 1999, no debía pagar impuesto predial por ser predio del Distrito de Cartagena, argumentando que se tiene una confianza legítima.

En reunión con el mandatario distrital, Vejuca le manifestó que la concesión vial debía pagar el impuesto predial unificado. A juicio del veedor, el alcalde le restó importancia y desde febrero que Vejuca insiste, hasta este mes, no se ha hecho nada.

“Lo que notamos en este caso es una displicencia por parte de la administración y no hay un trabajo firme y concreto para que se pueda meter en cintura a la concesión vial. Es hora de que el alcalde se pronuncie seriamente y asuma su rol ante los cartageneros que lo eligieron”, expresó Urueta.

ACCIÓN DE TUTELA

La investigación continuó y se presentó una acción de tutela en procura de conocer dicha Resolución que exonera a la concesión vial. Para los representantes de la red de veeduría la sorpresa fue mayor cuando descubrieron que esa exención del no pago del impuesto predial es solamente si el predio estuviera en poder de Corvivienda.

El contrato de concesión empezó a regir tal y cual como se había dicho a partir del año 98 por lo que a partir de este año esta entidad es poseedora del predio y debía pagar el impuesto, según lo establece también el acuerdo del año 2016. Como organización vamos a buscar que por todos los medios legales la concesión vial le devuelva esos dineros al Distrito porque no es posible que el señor René Osorio esté engañando a la ciudadanía cuando los documentos dicen otra cosa”, concluyó el veedor.