La Promotora de Desarrollo Inmobiliario S.A.S. desestimó los argumentos de la protesta realizada por algunos propietarios de la urbanización La Pradera por supuestos incumplimientos en la prestación de los servicios públicos.

Los protestantes sustentaron el incumplimiento de la promotora manifestando que hace pocos meses les habían colocado la energía eléctrica y que el servicio de acueducto lo prestaba Acualco S.A. ESP, cuando supuestamente les habían prometido que sería operado por Aguas de Cartagena. Señalaron también que se habían presentado daños en la infraestructura y que no cumplen con la entrega de la piscina y área de juegos.

Sobre el servicio eléctrico

Con relación a una protesta realizada, Mario Bossa, vocero de Promotora de Desarrollo Inmobiliario S.A.S., precisó en cuanto a las quejas de la energía eléctrica que “el proyecto siempre ha contado con suministro de energía eléctrica, cuyo costo fue asumido por la Constructora en su totalidad, incluyendo el consumo de las viviendas habitadas durante quince (15) meses, hasta hace aproximadamente cinco meses, fecha en la cual ELECTRICARIBE S.A. E.S.P. (hoy Afinia) recibió la infraestructura de suministro interno de las viviendas y procedió a realizar la individualización del suministro de cada unidad habitacional. Siendo así, las fallas en el suministro de energía no pueden ser imputadas a la constructora, toda vez que no somos los encargados de dicho suministro. Estas fallas obedecen a los defectos propios del suministro de energía al cual estamos sometidos todos los habitantes de la Costa Atlántica hasta cuando se realicen las inversiones propias del nuevo operador”.

Sobre la estructura

También se manifestó respecto a los supuestos daños en la estructura de las de las viviendas, “debemos indicar que las solicitudes de reparaciones pos-venta obedecen a daños menores en cuanto a acabados de las mismas”.

A esto agregó que “como constructora garantizamos que las obras adelantadas por la empresa, se ajustan a las condiciones técnicas propias de estos sistemas de construcción industrializada, teniendo en cuenta las normas de sismoresistencia NSR 10. No obstante, debemos manifestar nuestra preocupación respecto de algunos propietarios que, sin respetar los procesos constructivos de las viviendas, realizan intervenciones que afectan su estabilidad estructural. Lo hacen, sin instalar los refuerzos adecuados”, dijo el vocero de la constructora.

El vocero explicó que en casos de modificaciones por parte de los propietarios, la promotora no puede aplicar servicios post-ventas, ya que desde la suscripción de la promesa de compraventa, y aun en la entrega de la unidad, se realiza la advertencia de que los muros no pueden ser intervenidos, por lo que los daños que los vecinos mencionan obedecen a modificaciones estructurales que no respetan técnicas constructivas y que no se encuentran autorizadas por la constructora, perdiendo automáticamente la garantía.

Sobre las áreas de recreación

Mario Bossa declaró respecto la tardanza en la entrega de la piscina y los parques que “debemos indicar que estamos trabajando sobre las mismas, estando en construcción dos parques y haciendo ya pruebas de estanqueidad de la piscina para proceder con su entrega total”.

Sobre el suministro de gas

Respecto al servicio público de gas domiciliario, el vocero se manifestó aclarando que al momento de presentar la solicitud de licencia urbanística obtuvieron la factibilidad por parte del prestador del servicio Surtigas S.A. E.S.P., entidad que hace aproximadamente un año viene adelantando gestiones para la obtención de los permisos necesarios para la intervención de la vía concesionada variante Pozón – Policarpa.

El vocero explicó que mediante un comunicado esta empresa informó que instalaría el servicio el día 15 de diciembre de 2020. En vista del incumplimiento de la fecha prometida, contactaron con la señora Yesenia Lara, como representante de la comunidad, para advertirle que Surtigas es el directamente responsable de la prestación del servicio y que la constructora ha realizado las obras necesarias para la conexión interna de las viviendas.

“Cabe anotar que, para paliar la falta de suministro de gas hemos pagado un subsidio de $130.000 desde el mes de septiembre de 2020 a los habitantes de La Pradera y Gran Portal a fin de costear los posibles incrementos del costo del servicio de energía generados por la utilización de estufas de gas. De los cuales tenemos soportes y actas firmadas del dinero recibido mensualmente” agregó Mario Bossa.

Sobre la publicidad

Por último, respecto a las quejas de publicidad engañosa por parte de la Promotora de Desarrollo Inmobiliario SAS porque la prestación del servicio de acueducto lo haría Aguas de Cartagena, “nos permitimos aclarar que esto no es viable, toda vez que, por encontrarse el proyecto urbanístico dentro de jurisdicción del municipio de Turbaco, el prestador de dicho servicio es ACUALCO S.A. E.S.P.”.

La urbanización La Pradera hace parte del proyecto urbanístico Vista Cartagena localizado en la zona de conurbación en Turbaco.