Luego de confirmarse la circulación de la variante delta en el departamento del Atlántico, las autoridades de Salud Distrital y epidemiólogos advierten la importancia de reforzar las medidas de bioseguridad, ante la alta transmisibilidad del virus.

Barranquilla ha tenido una “tendencia leve, pero sostenida” de incremento de casos, teniendo una positividad del 10 %, concentrados entre jóvenes de 20 y 40 años no vacunados, según indicó el secretario de Salud del Distrito, Humberto Mendoza

Delta no tiene incidencia en el uso actual hospitalario. El secretario de Salud del Distrito aseguró que no hay evidencia –actualmente– que demuestre que el uso hospitalario que se está dando en Barranquilla corresponda a la variante Delta.

“Los casos nuevos, resultados de estudios probabilísticos, confirman la detección informada por INS anteriormente, pero también es claro que existe –actualmente– predominio de la variante Mu”, dijo Mendoza.

Por otro lado, indicó que han evidenciado que los casos son en personas no vacunadas que tienen la condición de susceptible para contagio, independiente del tipo de variante o mutación del virus Sars Cov2 que esté circulando en la ciudad.

Por su parte, Hernando Baquero, Decano de la división de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte, dijo que las autoridades deben redoblar los esfuerzos en las búsquedas activas para detectar más casos de esta variante y dijo que uno de los problemas de estar en lugares abiertos, como el Estadio Metropolitano, es que la gente tiende a quitarse el tapabocas.

Por último, expertos recomiendan ventilar los lugares cerrados e intensificar medidas de autocuidado, además, piden no bajar la guardia, pese a que se avanza en el plan de vacunación.