Álvaro Uribe declaró como testigo en el juicio que se adelanta contra César Mauricio Velásquez, su exsecretario de prensa de la presidencia y Edmundo del Castillo, entonces secretario jurídico de la presidencia, por el plan de desprestigio que se planeó contra la Corte Suprema de Justicia en el año 2007.

Para la Fiscalía, Velásquez y Del Castillo, transgredieron sus funciones y se valieron de un organismo de seguridad para atacar a la institucionalidad del Estado.

Uribe defendió las actuaciones de sus exfuncionarios y aseguró que los dos procesados no participaron ni conocieron de un propósito criminal contra las Cortes, opositores y periodistas.

Pese a las múltiples condenas por las ‘Chuzadas’ del DAS, para Uribe, el plan de desprestigio de contra la Corte de la época es una teoría.

El expresidente dijo que, si Velásquez y del Castillo tuvieron contactos con el DAS fue bajo el marco de sus funciones.

 

Fuente: Caracol Radio