El joven residente del barrio La Unión, en Antioquia quedo entre una pelea y los asesinos lo confundieron y accionaron su arma hasta acabar con su vida.

Miguel Ángel García fue identificado el joven de 15 años que perdió la vida cuando unos sicarios lo confundieron con otra persona, el joven residente del departamento de Antioquia soñaba con ser futbolista, hasta que las balas del conflicto territorial que se vive en el barrio La Unión cortaron y acabaron con los sueños de este menor.

Todo parece indicar que los móviles del hecho se dan por una confusión, dos personas se movilizaban en una moto y cuando vieron a Miguel accionaron sus armas y le propinaron varios impactos de balas al menor.

El entrenador del Club deportivo Sergio Alejandro Betancur, en donde el menor debutaba lamento la muerte de su jugador, y aseguró que la inseguridad y este hecho de sangre solamente apago los sueños de un joven que quería ser futbolista profesional para sacar a su familia adelante.

“Le quitaron los sueños a un niño que tenía todas las cualidades, era un niño empático y respetuoso, era responsable y de familia, Miguel Ángel era un jugador de proyección soñaba con ser un jugador profesional y sacar a su familia adelante”, dijo el entrenador.

León Morales, secretario de Gobierno de La Unión, el funcionario aseguró que el joven no tenía nada que ver con problemas entre combos.

“El joven no tiene absolutamente nada que ver con eso, él está en un entorno cercano a la familia, estamos esperando que esas investigaciones de la policía judicial determinen específicamente cuales son los móviles”, explicó el funcionario.