Gobierno reitera que “el Carnaval fue cancelado” y que no habrá días cívicos, como era costumbre por la época.

Con el fin de mitigar los riesgos de la Covid-19, el Alcalde Jaime Pumarejo, decretó toque de queda y ley seca para los días 13, 14 y 15 de febrero, días donde se celebraría las festividades carnestolendas.

En este mismo orden, se restringirá la circulación y queda prohibido el expendido y consumo de licor en Barranquilla desde las 6:00 p.m. del día sábado 13 de febrero hasta las 5:00 a.m. del día lunes 15 de febrero.

El distrito informó que no habrá días cívicos, como era costumbre en la ciudad.

El alcalde citó los estudios de seroprevalencia y estimaciones de la Alcaldía, según las cuales, más del 60% de la población ya tuvo el virus; dijo que la ciudad está preparada clínicamente para atender de mejor forma la pandemia, y que la aplicación de la vacuna, para la cual el Distrito está actualizando todas las bases de datos, será la llave que cierre este ciclo.

Durante la intervención el mandatario fue enfático en que “este año no habrá Carnaval, ni siquiera de manera virtual”, como lo decidió el Distrito hace unos meses, porque “la vida está por encima de todo”, se refirió el mandatario.

El brigadier general Diego Rosero, afirmó que se aumentó el pie de fuerza en la ciudad con 400 hombres más que llegarán de la Capital y que estarán en las calles las 24 horas del día.

“Lo más importante es que todos tomemos conciencia de que nos quedemos en casa, y que las celebraciones hoy en día no se pueden hacer”, dijo el comandante de la Mebar. Su llamado fue “a permanecer tranquilos en casa y esperar la pronta vacunación”.