Para las 38 familias que viven en el corregimiento de Corralito, es normal la defecación al aire libre. Pues, esta práctica ha estado durante toda su vida, habitualmente desde muy temprano o al caer la noche.

Gracias al programa Baño Grato de Tierra Grata, hoy 21 de febrero, se dispondrán 5 baños ecológicos a 5 familias del corregimiento. Lo anterior posibilitará disponer de un espacio íntimo con sanitario y ducha. Esta sería la primera instalación del programa en 2021.

Según cifras del DANE, aproximadamente 5.6 millones de personas en Colombia no cuentan con saneamiento básico y alcantarillado. Las cifras empeoran en la ruralidad, donde 3 de cada 10 campesinos no tienen acceso a un baño.

“Para más de 5 millones de colombianos tener un baño resulta un privilegio. En las zonas rurales es aún más difícil, hasta allá no llegan los proyectos de saneamiento y las razones muchas veces se deben a la distancia que hay desde las capitales”, afirma Jenifer Colpas, Directora Ejecutiva de Tierra Grata.

Infraestructura en la que los habitantes del Corralito hacen sus necesidades.

Esta instalación es posible gracias al trabajo articulado con miembros de la comunidad a quienes nombramos Guardianes del Agua, mismos que recibieron capacitaciones técnicas en instalación y mantenimiento de los baños en diciembre de 2020.

De acuerdo con lo anterior, Tierra Grata pretende que los habitantes pongan en práctica lo aprendido en la instalación de la solución de saneamiento para las familias, permitiendo que adultos mayores, mujeres y niños puedan contar con un baño seguro.

Habitantes junto a un baño ecológico.

“Normalmente nosotros hacemos nuestras necesidades en huecos que cavamos allá en el monte y luego los tapamos. En el caso de los ancianos que no pueden caminar esas distancias, hacen sus necesidades en bacinillas y luego se botan en un pozo ciego que tenemos», comenta Manuel Chamorro, líder campesino de 60 años de Corralito.

En esta dirección Tierra Grata propone la implementación de baños ecológicos, una opción que no requiere el uso de agua corriente para bajar la cadena; pues en reemplazo se coloca una mezcla de cal, aserrín y cenizas para evitar los olores y generar abono.

Además, los baños cuentan con una separación para ducha, permitiendo que las familias puedan realizar esta actividad en un espacio íntimo sin exponerse a los riesgos de la actividad al aire libre.