A través de un comunicado el Sindicato Único de Educadores de Bolívar ha manifestado que solicito a la Fiscalia y Procuraduria que  sean investigados y sancionados el Alcalde (e) Sergio Londoño Zurek y su secretario de Educación Distrital, Jaime Hernández Amín, por violación permanente de la Constitución, la Ley General de la Educación y el Decreto presidencial que estable que el inicio de clases debe estar acompañado de la complementariedad educativa, que implica un buen Plan de Alimentación Escolar, nómina de docentes completa, conectividad, vigilancia, aseo y contar con buenas infraestructuras físicas en las Instituciones Educativas.

Como “Violadores e irresponsables” califico Medardo Hernández Baldiris, presidente del SUDEB al alcalde y su secretario de educación por iniciar clases retardando el calendario educativo, y  sin servicio de vigilancia, hecho que ademas de exponer la seguridad de los estudiantes, también deja a 1200 hombres y mujeres sin estabilidad, lo cual consideró como una “masacre laboral” el lider del sindicato. El comunicado finaliza afirmando de manera contundente que los maestros no se convertirán en cómplices de las malas administraciones, ni de las improvisaciones de los funcionarios.

La junta directiva del SUDEB, ante la crisis educativa que se vive en Cartagena, viene estudiando la posibilidad de adelantar la llamada TOMA A CARTAGENA, la cual estaba prevista para el 22 de febrero y esta movilización se caracterizará con una marcha de Antorchas y una vigilia en la Plaza de la Aduana.