Unos 20 colegios de Magangué están sin personal de aseo y vigilancia. Los rectores de estas instituciones han manifestado su preocupación ya que esto podría generar tanto inseguridad como problemas de salubridad, lo que es un gravisimo riesgo para los estudiantes de estos centros de enseñanza escolar.
Por su parte el alcalde Alí Alí decretó la emergencia educativa por un período de tres meses, con lo que busca  como primera autoridad del municipio adelantar los procesos necesarios para contratar de manera directa al personal necesario para prestar de manera eficiente la atención a los alumnos que están sufriendo esta problemática.