Durante este fin de semana, en el cual las personas tuvieron que quedarse en sus casas debido al confinamiento, la policía de Barranquilla recibió y atendió el llamado de 146 casos de maltrato intrafamiliar.

Solamente en Barranquilla ocurrieron 110 de los casos, 71 entre parejas sentimentales y 39 entre miembros de la familia.

El comandante de la Policía de Barranquilla, Diego Hernán Rosero, explicó que durante los periodos de confinamiento que se han presentado en la ciudad desde el mes de marzo de 2020, se ha registrado un aumento significativo en los casos de violencia en el interior de las familias.

Además, el comandante señaló que las localidades donde más reportes se realizaron durante este fin de semana fueron la Suroccidente y Suroriente.

“La Policía Nacional entiende que ha sido un año muy difícil desde el 2020 por las diferentes medidas restrictivas en la movilidad y esto causa estrés. También las personas se deprimen y al estar tanto tiempo juntos es que se desatan estas situaciones. El llamado es a la tranquilidad, a la calma y a buscar apoyo de amigos, familiares, profesionales o con nuestras líneas de emergencias donde estaremos prestos a brindarles nuestra ayuda”, afirmó Rosero.