25 familias fueron reubicadas en viviendas seguras al norte de Caldas, en el municipio de Norcaisa.

Los beneficiarios forman parte de un grupo de familias que habitaba en zonas consideradas de alto riesgo. Para su selección se dio prioridad a los padres y madres cabeza de hogar, a las víctimas del conflicto armado, a las personas de la tercera edad y a aquellas familias con niños en condición de discapacidad.

Para este proyecto se realizó una inversión de 927 millones de pesos provenientes del Sistema General de Regalías, así informó el gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez.

Adicionalmente, se tiene previsto entregar 68 casas más como parte del proyecto Mil Viviendas. La meta de la administración departamental es entregar 4.000 unidades habitacionales en el presente cuatrienio que termina en el año 2023.