La Oficina de Gestión Social del Distrito, liderada por María Angélica Klee Ebratt, la Armada Nacional, el ICBF y la Alta consejería para la Discapacidad de la presidencia de la República, se unen para combatir la pobreza extrema y malnutrición. Se trata de una campaña dirigida a niños, niñas, madres gestantes, lactantes del Programa de Primera Infancia del Distrito, incluyendo a quienes se encuentran en condición de discapacidad. 

En esta primera etapa ya han sido beneficiados 281 cartageneros con jornadas de entrega de alimento de alto valor nutricional. Se busca disminuir los riesgos de desnutrición, apoyar el crecimiento saludable y hacer seguimiento de las condiciones en las que se desarrollan.

Para Saida Aguirre, residente de Nelson Mandela, madre de uno de los niños beneficiarios en condición de discapacidad, esta estrategia es “una ayuda que, en estos tiempos de necesidad, es muy grato recibir”. 

Esta estrategia cuenta con 3 componentes claves: nutrición (entregando paquetes de Alimentos de Alto Valor Nutricional), salud (jornadas de salud puerta a puerta) y bienestar (socializando medidas de cuidado y crianza personalizada).