Con la ceremonia oficial en honor al premio Nobel, que vivió en la capital italiana en la década de 1950, la ciudad de Roma inaugurará una calle con el nombre del escritor colombiano Gabriel García Márquez en el parque de Villa Borghese en Roma.

Un homenaje al novelista, que incluye al músico colombiano de vallenato Camilo Molina y el flautista italiano Andrea Griminelli, también contará con la presencia  de Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta y canciller de Colombia, acompañada de la embajadora colombiana en Italia Gloria Isabel Ramírez, entre otros.

El Ayuntamiento de Roma apoyó la iniciativa de dedicar una calle a García Márquez por «la influencia de Italia en la obra de Gabo, su paso por Roma y la fascinación que le generó el neorrealismo y la cultura italiana, que le sirvieron de inspiración para la consolidación de su estilo literario», explicó la embajada colombiana en un comunicado.

García Márquez llegó a Roma en 1955 como corresponsal de El Espectador para seguir el estado de salud del papa Pío XII, y se quedó durante más de un año para estudiar cine en la ciudad, una formación que afianzó «su relación con el séptimo arte».

La embajadora colombiana consideró «un honor para el país» y un «gran logro» haber conseguido este homenaje para el escritor en Roma, una ciudad de la que afirmó que «se sentía como en casa», recordó la embajada.

Este evento tendrá lugar tras la X Conferencia Italia-América Latina, de carácter bienal, que reúne a ministros de Exteriores u otros representantes de los distintos países, en colaboración con el Instituto Ítalo-Latinoamericano (IILA).