En la vereda Chiquinquirá, en Tibú (Norte de Santander), un grupo de habitantes de la zona decidieron retener a un grupo de soldados, pertenecientes a 6 pelotones del Ejército, que se encontraban erradicando de forma manual cultivos ilícitos.

Se estima que son cerca de 180 soldados que se encuentran retenidos en las instalaciones de una escuela desde el día de ayer.

La situación fue conocida por la Defensoría del Pueblo y Altos Mandos del Ejército, y se espera que envíen delegaciones para solucionar la tensa situación.

“Es una situación muy delicada en la zona rural de Tibú, hay unos soldados que están en una labor de erradicación y la comunidad está impidiendo esta situación, nosotros enviamos una comisión de funcionarios para mediar porque está bastante tensa la situación”, señaló Jaime Marthey, Defensor del Pueblo en Norte de Santander.

Por su parte, Junior Maldonado, representante de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), explicó que los campesinos no se niegan a erradicar los cultivos ilícitos, pero, que de parte del Gobierno Nacional se incumplieron unos acuerdos en donde se hablaba de la sustitución de cultivos.

“En esta zona de Tibú hay un acuerdo de sustitución de cultivos firmado, el cual el gobierno ha incumplido. Todos lo que esperamos es poder generar todas las condiciones humanitarias, con una comisión de la Defensoría del Pueblo y la Personería del municipio de Tibú, para poder hacer la respectiva intervención en el sitio”, indicó Maldonado.