El Reino Unido anunció este jueves que se convirtió en el primer país en el mundo en autorizar el molnupiravir, el tratamiento en comprimidos contra el virus COVID-19, elaborado por el laboratorio estadounidense Merck.

«Hoy es un día histórico para nuestro país, porque el Reino Unido es ahora el primer país del mundo en aprobar un antiviral contra el covid-19 que puede tomarse en casa», manifestó el ministro de Salud Sajid Javid mediante un comunicado. «Esto cambiará la situación para los más vulnerables y los inmunodeprimidos, que pronto podrán recibir el revolucionario tratamiento», añadió.

El molnupiravir fue autorizado por el regulador británico, la MHRA, para las personas que sufren un coronavirus ligero o moderado y presentan al menos un factor de riesgo de desarrollar la enfermedad de manera grave (obesidad, edad superior a 60 años, diabetes o enfermedades cardiacas).

Los antivirales, como el molnupiravir, actúan reduciendo la capacidad de reproducción del virus, frenando así la enfermedad.