Probablemente haya un receso en la vacuna Johnson & Johnson contra el Covid-19 por casos de coagulación sanguínea extremadamente raros como la trombosis del seno venoso cerebral.

Este enunciado lo hicieron las autoridades sanitarias de Estados Unidos y asimismo, Johnson & Johnson dijo que también estaba retrasando el lanzamiento de la vacuna en Europa.

 

Restricciones de la vacuna

La medida de EE. UU. Sigue a casos raros similares en la vacuna AstraZeneca, que ha provocado algunas restricciones en su uso y su panorama del virus es complicado, ya que algunas áreas en el norte experimentan aumentos repentinos de infecciones, en el sur menos, y las cifras no siempre reflejan las cifras de inoculación.

Sin embargo, el gobierno esperaba cientos de miles de estas vacunas porque es una sola inyección y su almacenamiento es a las temperaturas comunes del refrigerador que hace que sea más fácil de distribuir.

 

Recomendaciones

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron que estaban «revisando datos que involucran seis casos reportados en Estados Unidos de un tipo raro y severo de coágulo sanguíneo en individuos después de recibir la vacuna J&J».

El tratamiento común para estos casos raros sería un fármaco anticoagulante llamado heparina, el cual «puede ser peligroso».

En espera de una revisión adicional, la FDA y los CDC recomendaron «una pausa en el uso de esta vacuna por precaución». Esto fue para «asegurar que la comunidad de proveedores de atención médica esté consciente del potencial de estos eventos adversos».

 

Casos

Los seis casos correspondieron a mujeres de entre 18 y 48 años, y los síntomas aparecieron entre seis y 13 días después de la vacunación.

Un paciente murió por complicaciones de la coagulación sanguínea, mientras que otro se encuentra en una condición crítica, confirmó Peter Marks de la FDA.
«Las personas que han recibido la vacuna J&J y que desarrollan dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación deben comunicarse con su proveedor de atención médica».

 

Fuente: BBC News