Luego de un proceso de reactivación turística interrumpida por los picos de contagios, el país apuesta todo en este segundo semestre del año para recibir a los turistas en los principales atractivos de Colombia.

A lo anterior se le suma las secuelas que tuvo el paro nacional en el sector turístico, que provocó en las personas desconfianza para viajar debido a los bloqueos y protestas. Esto se vio reflejado en alrededor de 57,8 % reservas en hoteles canceladas.

En los próximos meses, se espera la llegada masiva de turistas a las zonas del caribe colombiano, en busca del sol y la playa. Entre los destinos más apetecidos destacan Cartagena, Santa Marta y La Guajira.

Cartagena estima una ocupación en hoteles del 61%, pero recuerda a los visitantes cumplir todos los protocolos de bioseguridad y acatar las medidas aplicadas en los decretos: establecimientos comerciales funcionales hasta las 9 de la noche, ingreso a las playas bioseguras de 8 a. m a 6 p. m., toque de queda y la medida de pico y cedula para acceder al comercio.

Santa Marta por su parte espera la llegada de unos 50 mil turistas entre junio y julio, y a diferencia de Cartagena no cuenta con ningún tipo de restricción (ley seca, toque de queda o pico y cédula). Habrán 16 playas habilitada en la ciudad con un horario de 9 a. m. a 6 p. m, entre las que destacan El Rodadero, Bello Horizonte, Taganga, etc.

Por último, La Guajira espera superar el 40% de ocupación registrada en la pasada Semana Santa y además las expectativas apuntan a que con las nuevas medidas de reactivación se recuperaran alrededor de 3.000 empleos en la ciudad.