El próximo domingo 20 de junio terminará la legislatura ordinaria del periodo que comenzó el 20 de julio del año pasado. Con la tercera legislatura del Congreso a pocos días de terminar, diferentes proyectos agonizan ya que por tiempos no podrían ser aprobados.

Pese a que algunos proyectos recibieron mensaje de urgencia por parte del Gobierno Nacional, no se salvan de la carrera contrarreloj necesaria para su aprobación.

Ley Comida Chatarra

El 20 de mayo se aprobó en tercer debate el proyecto de ‘Ley Comida Chatarra’ por la Comisión Séptima del Senado. También pasó el último debate en el Congreso de la República.

Esta ley busca que en el etiquetado frontal de los productos comestibles y bebidas que se ofrecen en el país, se dé una advertencia de manera simple a los consumidores sobre contenido nutricional real.

Exige el derecho a una alimentación sana e informada, promoviendo entornos alimentarios saludables mediante el acceso a una información clara, veraz, oportuna, visible y suficiente, sobre los componentes de los productos comestibles y las bebidas, especialmente para los niños, niñas y adolescentes.

demás, quiere aportar a la construcción de medidas eficientes que prevengan en la población colombiana Enfermedades No Transmisibles (ENT) como obesidad, hipertensión, diabetes entre otras, las cuales se relacionan principalmente con los malos hábitos alimenticios.

Este martes se realiza un twitteraton para pedirle al presidente del Senado, Arturo Char, que agende el debate en la plenaria para que el proyecto pueda pasar a sanción presidencial y convertirse en ley de la República.

Licencia parental compartida

La Comisión VII del Senado aprobó el miércoles 2 de junio, en tercer debate, la ley de la licencia compartida.

Esta ley busca ampliar el período de permiso que se le concede al padre al momento del nacimiento de sus hijos, para evitar que las madres sean las únicas responsables del cuidado de sus hijos en sus primeros días de vida.

El artículo 2 propone que la licencia de paternidad pase de 10 días a 8 semanas. Esto generó debate por impacto fiscal que podría provocar. Gracias a una subcomisión, se halló un consenso en este punto y finalmente se decidió que la licencia sí se ampliará, pero de manera gradual.

La ley plantea que en el primer año del nacimiento, al padre se le otorgará dos semanas de licencia de paternidad y cada año se autorizará una semana hasta completar 8 semanas en el año 2027.

Esto contemplan 26 semanas de licencia en total, entre las 18 semanas que tienen las madres. Además, seis de esas 18 semanas se podrán compartir.

Jurisdicción Agraria

Este proyecto tiene como fin crear una especialidad judicial agraria y rural para disponer de las herramientas que equilibren la desigualdad en las relaciones de uso y tenencia de la tierra y de acceso a la administración de la justicia. Establece los mecanismos para la resolución de controversias y litigios agrarios y rurales y otras disposiciones.

Su objetivo es ayudar a solucionar con mayor agilidad los conflictos por la tierra, tema que ha aquejado a Colombia por décadas.

Busca crear despachos judiciales itinerantes, así como la posibilidad que le permite al juez de única o primera instancia, conceder en su fallo más de lo que el trabajador solicitó en la demanda (fallos extra y ultra petita).

Reducción de vacaciones del Congreso

El 25 de mayo la Comisión Primera del Senado aprobó en tercer debate el proyecto de acto legislativo que pretende reducir el receso legislativo en el Congreso de la República.

Actualmente los congresistas tienen vacaciones en el primer semestre del año, desde el 16 de marzo hasta el 20 de junio y en el segundo semestre desde el 20 de julio hasta el 16 de diciembre, es decir, cuentan con cuatro meses de receso legislativo.

Este proyecto de autoría del representante Gabriel Santos, del Centro Democrático, busca que el receso de los congresistas se reduzca un mes. De manera que las sesiones ordinarias tendrían que iniciar desde el 16 de febrero y no desde el 16 de marzo.

Así como estos proyectos de ley están en riesgo, algunas iniciativas concernientes al poder ejecutivo tienen tiempos muy apretados para su aprobación. La Mesa Directiva del Senado ya agendó para la Plenaria de este martes 15 de junio algunos proyectos, como el de la reforma a la Justicia y la reglamentación de la cadena perpetua.

Reforma a la Justicia

Se le otorgaría más presupuesto al sistema judicial para su funcionamiento, simplificaría los procesos y descongestionaría los despachos judiciales. Pretende adecuar la rama a la nueva arquitectura constitucional, establecida en la reforma que fue aprobada por el Congreso en 2015 que eliminó la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura.

Sin embargo, el presidente del máximo tribunal de la jurisdicción ordinaria, magistrado Luis Antonio Hernández, advirtió la inconveniencia de disposiciones como la homologación de experiencia en otras profesiones y disciplinas distintas para ocupar cargos propios del Derecho.

Esto se señala en el artículo 67, respecto a los requisitos de los ciudadanos para ser juez o magistrado de la República. Establece que para ser magistrado de alta corte, fiscal, procurador, defensor o registrador, un abogado u abogada pueda acreditar la experiencia adquirida en el ejercicio de otras profesiones como ciencia política, gobierno, finanzas, economía o administración pública. Es decir, plantea que la experiencia en carreras afines al derecho sí es válida.

Actualmente la experiencia que se requiere es de 15 años en cargos en la rama judicial, el Ministerio Público o haber ejercido como abogado o profesor universitario en disciplinas jurídicas por ese mismo periodo de tiempo.

Reglamentación de la cadena perpetua

La semana pasada la Comisión Primera de la Cámara de Representantes la aprobó en tercero de cuatro debates para crear el marco reglamentario y empezar a aplicar esta pena en Colombia. A la iniciativa le falta solo un debate en la Plenaria del Senado.

Pretende reglamentar la prisión perpetua revisable y reformar el código penal, el código de procedimiento penal y el código penitenciario y carcelario, Ley Gilma Jiménez. Esto a través de la modificación del artículo 34 de la Constitución Política y eliminar la prohibición de la cadena perpetua, permitiendo esta condena si así lo considera un juez, a quienes cometan delitos dolosos, feminicidio, secuestro y acceso carnal violento contra menores de 14 años o de 18 años con discapacidad física y/o mental.

Si el tiempo no alcanza, no habrá otra opción que convocar a sesiones extraordinarias después del 20 de junio.