Según la presidenta de Findeter, Sandra Gómez, en abril de este año se entregarán 400 casas reparadas de las 877 con las que se comprometió la entidad.

Hace cuatro meses, el huracán Iota devastó hogares en su paso por San Andrés y Providencia. Findeter, la entidad encargada de la reconstrucción de la infraestructura de Providencia, afirmó al periódico El Tiempo que en mazo de 2022, se entregarán 1.134 viviendas nuevas.

Hasta la fecha se encuentran intervenidas 142 viviendas, pero para dar cumplimiento al Plan 100 días para reconstruir el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, deberán entregarse los 400 hogares reparados en abril de este año.

Casas nuevas

Sandra Gómez explicó que para la construcción de las nuevas viviendas se hicieron nuevos diseños para cada una de las casas, debido a que los terrenos son distintos entre ellas. Además, la comunidad hizo parte de un proceso concertación para involucrarse en el proyecto.

“En este momento tenemos en construcción dos viviendas que son las modelos, para que la comunidad las pueda ver y se den cuenta de que lo que se concertó es lo que vamos a construir y también sepa que la vivienda es 100 por ciento segura”, aseguró la presidenta de Findeter.

Los nuevos hogares estarán construidos con acero galvanizado y recubiertos de concreto, también contarán con techos anclados con doble teja. Los planos indican que tendrán una altura de 4,6 metros.

La presidenta de Findeter afirmó que para abril tendrían construidas 50 viviendas. En mayo se contemplan 80 viviendas completadas y, de ahí en adelante, la construcción avanzaría con 100 viviendas durante todos los meses hasta contemplar las 1.134 casas prometidas.

Lo que dice la comunidad

Algunos habitantes de los sectores más devastados por el huracán, afirmaron al periódico El Tiempo que muchas de las casas reparadas que está mostrando Findeter son casas que “los dueños repararon con sus recursos”, ya que las mismas personas han gestionado también sus propios materiales ante la demora.

Ángela Peñalosa Britton, raizal y habitante del sector de la Montaña de Providencia, contó que la comunidad está presentando inconvenientes al momento de buscar otro lugar para vivir mientras la entidad repara el hogar y no les ofrecen soluciones. “Lo más triste es que nos dicen que si no solucionamos, no pueden construir”, manifestó Peñalosa.

Ante esto, la presidenta de Findeter explicó que la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo es la responsable de reubicar a las personas, sin embargo, hay un personal de 40 personas de Findeter disponible para ofrecer información y resolver dudas respecto a este punto.

A su vez, reconoció que hubo un error al mencionar en redes sociales el nombre de una propietaria con una casa reparada que no era la suya.

Findeter está a cargo de la construcción del aeropuerto El Embrujo, con fecha de entrega para diciembre de este año. También, se encargará de la reparación de dos colegios: Boyacá y Bomboná, ambos previstos para los meses julio-agosto, y 11 escenarios deportivos que deben terminar este año.