Actualmente las cifras  que se reflejan del Covid-19 en Cartagena van en aumento de manera descomunal: con 984 casos y 55 muertos lo cual es preocupante si no se toman las medidas correctas para mitigar el contagió.

Pero lo que resulta lamentable , es que no exista una disciplina que se asuma con rigor por parte de la ciudadanía. Aun la población no es consciente de que la conciencia social como quedarse en casa es lo único que nos mantendrá a salvo. Sin que ello nos lleve a desconocer las dificultades evidentes cuando no se cuenta con el sustento diario, es lógico que las personas salgan por ello, la solución no es aislar a todas las personas de la pandemia, lo más sensato es aislar a todo contagiado, pero esto no puede quedar solo bajo la responsabilidad del paciente, es importante resaltar la responsabilidad del gobierno local en mantenerlo aislado, por lo que se urge tener un hospital de campaña o la utilización de las habitaciones de algunos hoteles que hoy están dispuestos a ello, también es importante adoptar la medida de test aleatorio para identificar pacientes asintomáticos para proceder a su aislamiento, esto permitiría que la ciudad pueda activarse paulatinamente en todos los sectores y poco a poco la economía comenzará a reactivarse.

Por otro lado, la renuncia del director del DADIS ahonda más la crisis, es comenzar de nuevo, esto era de esperarse, frente a una secretaria donde no se toman las decisiones presupuestalmente, la persona que lo suceda tiene una responsabilidad grande y es superar las acciones implementadas por el doctor Forthich y la segunda mitigar los casos de contagio en la ciudad.

El próximo viernes 15 de mayo se realizará el puesto de mando unificado con el gobierno nacional, ojalá se tome la decisión del cerco epidemiológico de las personas positivas con Covid – 19 esta sería la única forma de controlar la pandemia en el distrito de Cartagena.

 

Cabe resaltar que para afrontar la propagación del virus, resulta necesario adelantar acciones coordinadas por parte del gobierno local y la ciudadania, porque esta comprobado que el confinamiento es la mejor arma con la que contamos para vencer esta amenaza letal.

Por último, están los entes de control sobre las contrataciones realizadas por el Distrito durante la pandemia, cuidado y el resultado de eso traiga como consecuencia la separación del Burgomaestre de su cargo, por andar “Pendejeando” o “Mamando Gallo” como dice él.