Una herida en uno de sus dedos fue la causa de ingreso al hospital, y el final fue su deceso.

En la clínica Barú de Cartagena, cuatro médicos de planta fueron enjuiciados luego de un mal procedimiento médico que causo la muerte de Jalima Elena López Sáleme de 38 años, luego de ingresar al centro médico por una cortada en uno de sus dedos.

Los galenos implicados en los hechos son Moisés López Iglesias, Nayibe María Charaneck, Mario Fernando Unigarro y Simmel Oñate Periñan quienes fueron hallados culpable el homicidio culposo y falsedad documental dolora.

La necropsia realizada a la paciente comprobó que el producto de su muerte se da luego de que le cortaran la vena yugular al intentar hacer una traqueotomía en el quirófano, finalmente la paciente se desangro y se produjo su muerte.

En el caso se presenta una supuesta negligencia médica ya que el corte en la vena yugular no fue registrada en la historia clínica y se notificó a los familiares que el motivo del deceso fue un paro cardiaco que le produjo un medicamento que hizo alergia en la victima.

El Juzgado Quinto Penal del Circuito con funciones de conocimiento de Cartagena a cargo del Pericles Rodríguez Sehk emitió sentencia condenatoria contra cuatro médicos de la Clínica Barú por homicidio culposo y falsedad documental dolosa.

Los familiares de la víctima anunciaron acciones jurídicas contra la dirección la dirección de la Clínica Barú que ha estado sin imputaciones y denuncian que este no es el único caso que se presenta por mala práctica médica.