Por medio de publicaciones en X, el expresidente Álvaro Uribe y el actual presidente Gustavo Petro expresaron sus visiones opuestas respecto a la reforma de la salud en Colombia. Uribe criticó el posible gasto de entre 64 y 70 billones de pesos, sugiriendo que gran parte se destinaría a burocracia en lugar de servicios para el pueblo.

Además, Uribe planteó la necesidad de fortalecer la infraestructura actual, desestimando la telemedicina y resaltando la importancia de mejorar las EPS, hospitales y otros entes ya existentes. En su visión, la clave reside en optimizar los recursos existentes y operar eficientemente entre 2000 y 2500 centros de salud.

Por otro lado, Petro respondió destacando la importancia de la salud preventiva y la fuerza laboral de la salud. Enfatizó que la maquinaria no garantiza la salud, sino el personal médico y de enfermería. Propuso un enfoque en la actividad preventiva con equipos de salud recorriendo territorios, expresando que esto reduciría enfermedades y, por ende, costos sociales.

La polémica se centra en el balance entre inversión y eficiencia en la atención de la salud, reflejando dos enfoques distintos hacia la reforma.

Todo esto puede entenderse como una propuesta de Uribe por mejorar lo existente, mientras que Petro propone un cambio más profundo con un énfasis en la prevención y la atención personalizada.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/bolivarense/public_html/wp-includes/functions.php on line 5373