La periodista es acusada de buscar pelea y crear problemas con su información sobre la Covid-19.


Zhang Zhan, es el nombre de la periodista condenada a cuatro años de cárcel por el delito de “busca pelea y crear problemas” con su reporte sobre la pandemia en la ciudad Wuhan; normalmente este cargo se les imputa a activistas que van en contra del gobierno chino.

Zhan, se desempeñaba como periodista independiente cuando empezó la pandemia del SarsCov2, a lo que en febrero del 2020 se traslada a Wuhan para hacer un cubrimiento de cómo estaba siendo tratada la misma; con trasmisiones en vivo e historias a través de sus redes esta informaba de todo lo que estaba pasando.

La periodista se encontraba en detención preventiva desde el mes de mayo y fue hasta el mes de septiembre que recibió la acusación formal por parte de la fiscalía de ese país.

El pasado 2 de septiembre, Zhan se declaró en huelga de hambre, campaña que hasta hoy aún sigue en pie, pero las autoridades del centro carcelario la intubaron con una sonda nasogástrica fuera de su voluntad.

En Twitter la Oficina del alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, pidió que se libere a la periodista.  “Hemos hablado sobre su caso con las autoridades a lo largo de 2020 y lo consideramos un ejemplo de restricciones excesivas a la libertad de expresión en relación con la covid-19″, expreso Bachelet.

Ren Quanniu, uno de los abogados de Zhan, expresó sentirse preocupado por su estado psicológico, ya que al verla el día de la sentencia se veía muy abatida.

Además de Zhang, otras personas que ejercían el llamado periodismo ciudadano desde Wuhan también han sido arrestadas este año.