Ayer en las horas de la noche, un policía reportó haber sido victima de un asalto en el barrio Veraguas, al sur de la capital del país.

El patrullero intentaba estacionar su vehículo de trabajo, cuando de repente un grupo de hombres armados lo rodearon y amenazaron para finalmente llevarse sus pertenencias.

Según Blu Radio, emisora que cubrió el caso, los hombres golpearon al policía y acto seguido se llevaron la patrulla y su arma de dotación.

Actualmente se encuentran investigando el hecho y no se descarta una posible relación entre este suceso y el robo a la Conferencia Episcopal.