A raíz del aumento de casos sexuales en los últimos años, fue diseñado un preservativo femenino el cual tiene como fin prevenir el abuso sexual.

“Si tan solo tuviera dientes allí”, fue el desgarrador testimonio que escuchó la doctora e investigadora en Sudáfrica, Sonnet Ehlders, de una sobreviviente de abuso sexual en 1969. Desde ese momento, la especialista trabajó en la creación de un dispositivo anti violación, el cual denominó Rape-axe.

El dispositivo, cuenta con unas púas que tienen como fin adherirse al miembro del agresor y así le dé tiempo a la víctima para que logre escapar.

En varias ocasiones la víctima no tiene pruebas para demostrar que fue violada, con Rape-axe también se busca que el culpable sea identificado por las autoridades, pues este dispositivo no puede ser retirado con facilidad y podría causar un desgarre.

Según las imágenes, el dispositivo es una especie de condón femenino que tiene funcionalidad similar a un tampón. El Rape-axe está hecho para ser insertado en la zona vaginal.