Con 11 años Laurent Simons ya terminó la escuela primaria, es graduado de bachillerato, finalizó su carrera universitaria y está por iniciar una maestría.

De acuerdo al medio ‘BBC’, el niño había empezado una carrera de Ingeniería Eléctrica en 2019 cuando tenía nueve años. Sin embargo, la Universidad de Eindhoven no le permitió presentar los exámenes en las fechas que la familia Simons deseaba para que se graduara antes de los 10 años. Por este motivo el estudiante tuvo que retirarse.

A pesar de esto, el año pasado Simons decidió estudiar Física, una carrera que normalmente dura tres años pero que al inteligente niño solo le tomo uno.

La Universidad de Amberes que se encuentra en Ostende, Bélgica, cuyos programas se centran en la ingeniería y la medicina, fue la que se encargo de aceptar al pequeño. Según declaraciones de un vocero del instituto al periódico ‘Brussels Times’, el niño consiguió la máxima distinción al culminar su carrera.

Laurent desea encontrar la manera de alargar la vida humana al reemplazar cuantas partes del cuerpo sean posibles con piezas mecánicas.

“He trazado un plan para conseguirlo. La Mecánica Cuántica es la primera parte del rompecabezas”, declaró Simons a ‘Brussels Times’.

El niño prodigio vive en los Países Bajos con sus padres, quienes siempre se han mostrado orgullosos de sus logros y no han dudado en apoyarlo.