La presidencia de Malí informó que este sábado fue liberada la monja Gloria Cecilia Narváez, quien fue secuestrada en el 2017 por Al Qaeda.

La colombiana raptada hace 4 años en el desierto de África y desde entonces no se conoció mucho sobre su bienestar.

«Estaba trabajando en un orfanato cuando un grupo de rebeldes irrumpió exigiendo dinero», afirman las historias sobre su secuestro. «Por desgracia, las mujeres que trabajan allí no tenían lo que buscaban los terroristas, ya que vivían casi sin nada».

La monja fue recibida por la Presidencia de Malí, quien la acogió y resaltó «el coraje y la valentía de la hermana Narváez».

La hermana Narváez es nariñense y pertenece a la Congregación de Hermanas Franciscanas de María Inmaculada. Durante el cautiverio,  recibió cartas de su hermano, Edgar Narváez, quien insistió al Gobierno colombiano ayuda para la liberación de su familiar.