La ecomoda es un concepto que muchas veces se conceptualiza erróneamente, o se lo tergiversa para sacar cierto provecho malintencionado. La slow-fashion no solo piensa en el medio ambiente como muchos pueden pensar. También respeta cierto código ético hacia los seres humanos, ya que no solo apuesta por una industria sin crueldad animal en sus telas o cauchos, sino que también promete una moda libre de explotación humana. En muchos países como China o Pakistán, las grandes marcas explotan a niños y mujeres para que cosan tus telas por precios muy bajos y en ambientes de trabajos dañinos y precarios. De esta forma la green-fashion busca conseguir condiciones laborales justas y dignas para todos los trabajadores de esta rama comercial en particular.

Tal cual explican en el catálogo Yanbal Colombia,lo que se busca es asegurar el bienestar del consumidor y del medioambiente. Esta empesa específicamente explica que no testean en animales, y que reducen el plåstico y el cartón en sus productos y embalajes.

Otro punto a tener en cuenta dentro de esta filosofía de diseño, es la de la moda circular. ¿Qué intenta pregonar la moda circular? Que se dejen de fabricar prendas, cuando hay un montón que se deshechan y están en desuso por una mera decisión estética. De esta manera, muchísimos estudios o diseñadores encontraron la manera de rejuvenecer estas prendas, o renovarlas a través de su intervención. Esto puede lograrse con pintadas, o con collagges, o juntando varias prendas viejas y unificarlas en una sola. Así se moderniza una prenda vieja para que estéticamente sea compatible con los tiempos que corren. Muchas ferias también colaboran con este proceso bajo el lema ‘vintage’

Asimismo, como toda tendencia, sería imposible de divulgarse sin la participación de influencias. Y en particular sobre este tema, hay muchísimas celebrities que se han sumado a esta lucha en los últimos años. Por prendas respetuosas con el medioambiente y con los trabajadores, acá hay una lista de famosos que se han hecho un lugar en su agenda para pelear estas batallas, que deben afianzarse en la conciencia colectiva lo antes posible.

Meghan Markle: La ex-actriz y duquesa de Sussex, ha luchado por los derechos de los más afligidos desde que se la conoce como tal. Más allá de ya no pertenecer a la familia real, su opinión sigue importando y mucho. Cualquier ropa que se pone se agota a las horas. Es un ícono viviente de la moda contemporánea y ambientalista. Una de sus marcas favoritas es Rothys, la cual ha invertido muchísimo en ecomoda en los últimos tiempos.

Emma Watson: La actriz británica es una reconocida ambientalista de la primera ola. Además de su trabajo como embajadora de la ONU, milita por el ecosistema desde hace años. Hace poco abrió un nuevo Instagram donde muestra sus looks green-fashion, como el Calvin Klein ecológico que utilizó en la gala del MET, u otros vestidos Luois Vuitton que suelen vestir a Emma.

Natalie Portman: Nat es vegetariana desde chiquita, y siempre ha sido una fiel defensora de los derechos de los animales. Hace poco sacó una colección de zapatos ecológicos con la marca Té Casan.

Como pueden ver, la mayoría de las celebridades que militan estas luchas suelen ser mujeres. Seguramente en el corto tiempo también cada vez habrá más hombres que se unan a esta saludable tendencia.