Desde el pasado 2 de octubre el reconocido Bar de Cartagena reabrió sus puertas al público.

Mirador Gastrobar reabrió sus puertas al público luego del cierre en marzo, debido a las medidas de bioseguridad decretadas por la Alcaldía de Cartagena y el Gobierno Nacional.

Sin embargo, la reactivación del funcionamiento representó un desafío que resultó en la innovación de normativas acordes a una nueva normalidad. 

Ingrid Castro, Gerente General de Mirador Gastrobar, en entrevista con El Bolivarense manifestó que la reactivación fue un proceso arduo. En este se buscó ofrecer un espacio de esparcimiento seguro que mantuviera la esencia del Bar. 

Medidas bioseguras en Mirador Gastrobar

Al visitar el establecimiento, El Bolivarense fue testigo de la implementación de las medidas de bioseguridad desde el momento en que se realizó la reserva. 

Lo anterior, debido a que es obligatorio responder un test. Este pretende dar cuenta del perfecto estado de salud de la persona que solicita los servicios del Bar. 

Así mismo, Al llegar a Mirador Gastrobar se da la desinfección de calzado y de manos, así como la toma de temperatura. Con el mismo objetivo, se ha implementado el distanciamiento social teniendo en cuenta el número de sillas y mesas disponibles. 

En esta dirección, entre los protocolos es notoria la implementación del cuidado personal de los trabajadores que tienen contacto directo con clientes. 

Gracias a esta estricta implementación de medidas bioseguras, Mirador Gastrobar ha conseguido estar certificado por Nextservice por su compromiso con la salud de su público.

La caida en la rentabilidad de los Bares

Apresar de las 7 horas de apertura del establecimiento, se ha visto una caída en la rentabilidad del establecimiento. Así lo asegura María Teresa Vergara, Presidenta de Asobares Cartagena. 

María Vergara afirma que, aunque Asobares cuenta con más de 100 Gastrobares abiertos en el centro histórico de Cartagena, las ventas han caído. Lo anterior a causa de la escases de turistas en la ciudad, quienes representaban el mayor porcentaje de sus clientes.

“Estamos con una baja ocupación hotelera y eso dice que nuestras operaciones no van a ser rentables por este tiempo”, aseguró la Presidenta de Asobares. 

Por otro lado, dió declaraciones sobre las fiestas clandestinas y la regulación que la Policía Metropolitana de Cartagena está teniendo con estas. En sus declaraciones afirma que los más afectados son los empresarios formales.

“Como Asobares he presentado denuncios de dónde van a estar y dónde se van a realizar, pero no hay operativos ni respuesta de las autoridades que indiquen el inició de un proceso de control de estos eventos”, puntualizó.

Apesar de las complicaciones, el Bar agradece la aceptación del público local y el apoyo a emprendimientos locales. Esto en la medida en que posibilitan puestos de empleos a cartageneros.

Mirador Gastrobar reabrió sus puertas al público y extiende la invitación a turistas y locales que quieran tener una experiencia única acompañada de buena comida y bebidas, y música crossover en un ambiente al aire libre.