Una visión a futuro presentó el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, una vez que se inició la vacunación contra el covid-19 en Colombia y que el país está ad-portas de completar un año de la pandemia desde el primer caso reportado.

A partir de la experiencia en el manejo del covid-19, para Ruiz Gómez la solución no es volver a un sistema de hospitales públicos, “más aún cuando el actual sistema de salud demostró tener avances en atención en tele medicina, tele salud y tele asesoría. Adicionalmente, los aseguradores en salud han sido regulados gracias a la acción de la Superintendencia Nacional de Salud”.

El ministro también solicitó iniciar una discusión nacional sobre la seguridad sanitaria, para que en futuras pandemias se cuente con la normatividad, la infraestructura y recursos para adquirir equipos médicos, vacunas, elementos de protección personal, etc.

“Debemos hacer desarrollos, tener la capacidad de producir vacunas y medicamentos esenciales. Colombia debe tener la claridad de los medicamentos que necesita, pero eso no lo puede hacer el Estado solo, se necesita el concurso del capital privado”, presentó el ministro.

 

¿Cuales han sido los retos superados en esta pandemia?

En retrospectiva a lo que han sido los últimos 11 meses en atención al covid-19, el ministro reveló que uno de los temas críticos fue no haber adoptado el uso obligatorio del tapabocas desde el inicio de la pandemia.

“El tapabocas ha probado ser la estrategia más efectiva, acompañado del lavado de manos y el distanciamiento físico”, dijo el ministro, añadiendo que también hubiera querido enfatizar más en una estrategia para que la gente se expusiera menos en los hogares durante diciembre, momento en el que se dio inicio al segundo pico nacional.

En otros retos superados, el ministro destacó la expansión hospitalaria en Unidades de Cuidados Intensivo -UCI que logró el país y que hoy supera las 12 mil. “También es un logro el garantizar los elementos de protección personal en todos los hospitales luego de un momento crítico de escases mundial, de manera que toda la estrategia ha tenido éxito”, expuso.

Frente al tema de los pagos al talento humano en salud, el ministro Ruiz aclaró que la planta de personal en las IPS de Sincelejo está al día, incluida la persona a la que se vacunó en la primera jornada.

Se destaca que hay un esfuerzo del Gobierno Nacional por poner al día las cuentas de la salud desde el inicio de la administración, que se traducen en cerca de 1 billón de pesos en bonificaciones, entre otros conceptos para el talento humano en salud. Adicionalmente se han girado $2.5 billones en el marco del Acuerdo de Punto Final.

 

¿Cuál es el balance actual sobre toda esta situación?

“Tenemos una capacidad instalada para aplicar 100 mil vacunas diarias en el país, no olvidemos que son más de 1.000 municipios en el país. Pero debemos expandirnos a 200 mil vacunas diarias, eso significa que debemos seguir capacitando a personal de salud y la meta son 70 mil vacunadores”, expuso el ministro Ruiz.

Por lo pronto hoy Colombia cuenta con 7 mil vacunadores para aplicar 100 mil vacunas y actualmente avanza en la capacitación de 45 mil personas más. “De manera que esto tiene que ir creciendo en la medida que lleguen más vacunas”, sostuvo Ruiz.

Frente al avance en la vacunación, el ministro recordó que la primera jornada se concentró en ciertos hospitales y en el personal de salud de la primera línea. “Pero cuando comencemos en población en general, tendremos que ampliarnos a otros escenarios extramurales porque en algún momento vamos a terminar vacunando a 17 millones de personas en una sola fase”
Sin embargo, se espera que una vez superada la curva de aprendizaje que se inició el pasado 17 de febrero, la distribución podría reducirse, manera que una vez que lleguen las vacunas al país, al día siguiente puedan estar en cualquier departamento o distrito.

“De manera que hay que ir creciendo de manera organizada y generar una curva de aprendizaje para hacer las cosas bien”, concluyó.