COMO RECONOCIMIENTO A UNA EXPERIENCIA SIGNIFICATIVA DEL SECTOR RURAL

El Ministerio de Educación Nacional en alianza con la Universidad Santo Tomás de Bogotá, fundamentados en la Ley General de Educación 115 de 1994, los lineamientos curriculares, estándares básicos de competencias y demás referentes de la calidad educativa, reconocieron a la Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural del municipio de María La Baja, por su destacado “Proyecto Pedagógico Productivo” a través de su experiencia significativa, el ‘Pancojer Sanador en la casa de mi abuelo’, dejando muy en alto el nombre del departamento de Bolívar por considerarla una práctica pedagógica innovadora, pertinente y contextualizada.La investigación pedagógica, busca que todos los niños, niñas y jóvenes cuenten con oportunidades para acceder al conocimiento por medio del desarrollo de competencias y valores necesarios para vivir, convivir, ser emprendedores y seguir aprendiendo a lo largo de su vida.

Miladis Vanegas Batista, coordinadora y líder académica de la Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural de María La Baja, dijo que el ‘Pancojer Sanador en la casa de mi abuelo’, consiste en fortalecer el trabajo en equipo, la interpretación, la proposición, la argumentación y las habilidades orientadas a la gestión de los estudiantes de la educación media técnica y de las familias campesinas, a través de la implementación de prácticas agropecuarias que recogen  los saberes ancestrales y las técnicas actuales, en el marco de un ambiente de aprendizaje etnopedagógico y significativo.

La catedrática, agregó que, “los estudiantes desarrollan el arte y la investigación científica innovadora a través de la transformación de los cultivos nativos, como los residuos que generan los mismos productos, desarrollando las competencias laborales y socio emocionales, el emprendimiento y un impacto ambiental positivo. Además, se promueve de manera efectiva estas prácticas y su comercialización a través de las TIC (como la emisora escolar) y las redes sociales”, aseveró.El Pancoger como “Proyecto Pedagógico Productivo”, es una estrategia que garantiza la seguridad alimentaria saludable y la transformación del proyecto global de vida de los  estudiantes de la educación media técnica  y familias productoras campesinas de manera positiva, aún en tiempos de pandemia,  aprovechando que culturalmente las casas  de las familias cuentan  con grandes terrenos para la siembra de pequeñas especies nativas de la flora y la fauna, como el maíz, yuca, frutales, arroz, ahuyama, gallinas criollas, patos criollos y  hortalizas entre otros.

El proyecto encierra toda una riqueza ancestral para el aprendizaje escolar y propósitos de vida de los estudiantes de la media técnica que busca mejorar las prácticas pedagógicas para que alcancen un aprendizaje significativo, apoyados con una metodología activa que involucra al educando cada vez más en un empoderamiento de la siembra de productos agrícolas.

Son más de 5 años los que lleva la Institución Etnoeducativa Técnica Agropecuaria de Desarrollo Rural del municipio de María La Baja desarrollando esta iniciativa, que surge como resistencia transformadora al momento histórico de la violencia continua en la que Colombia se encontraba en aquel entonces, especialmente los Montes de María.

Para la cartera Ministerial, este ‘Proyecto Pedagógico Productivo’ es un ejemplo a nivel nacional que debe ser replicado en todos los municipios del país donde el modelo de la economía dinamiza los procesos financieros de la población, dignificando la calidad de la educación en esta región de los Montes de María.

Teilor Puello Castro, rector de la Institución educativa, explica que este proyecto permite la relación entre la institución y el contexto de toda la comunidad educativa, “nuestros estudiantes, nuestros maestros y nuestros padres de familia han apoyado este proceso de socialización y desarrollo pedagógico práctico que necesitan nuestros estudiantes que de alguna manera en el proceso comparativo entre la tecnología ancestral de nuestros abuelos y la tecnología moderna que desarrollamos se está llevando a cabo”, puntualizó el rector.