Daniel Palacios -Ministro del Interior- inhabilitó el documento del acuerdo firmado por representantes del Gobierno con el comité del paro en Buenaventura.

En el cuál, se determinaba que los representantes de las movilizaciones harían registro fotográfico o fílmico de vehículos que transitarían en el ‘corredor por la vida y por la paz’. El ministro del Interior afirmó que el documento, a pesar de su buena intención generó “confusiones y malos entendidos”.

“Ninguna de las funciones de la fuerza pública es usurpada. Una cosa es la intención y otra lo que está escrito y, en ese sentido, lo que tiene que quedar claro es que nadie podrá hacer inspección además de la fuerza pública”, aseguró Palacios.

El texto (que generó revuelo político) establecía en el punto número siete un mecanismo de veeduría de los vehículos, con “inspección documental y ocular ejercida por la Policía Nacional de Colombia, acompañada por máximo 10 delegados del Comité Distrital del Paro Nacional – Buenaventura”.

El acuerdo fue rechazado por Palacios, por considerar que es opuesto a la principal petición del gobierno. La cual tiene como objetivo el levantamiento de los bloqueos en las vías, para lograr avanzar a la mesa de negociación.

El documento generó críticas de líderes políticos como el ex vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien habría hecho fuertes cuestionamientos contra los funcionarios que firmaron el documento. Aseguró que el acuerdo entregaría el control y la soberanía del territorio.

Por su parte, el expresidente Álvaro Uribe en sus redes sociales habría indicado: “Sustitución de la autoridad legítima: El Paro de Buenaventura da permiso y define cuántos camiones pueden entrar y salir, los días y los productos autorizados. Se pierde la autoridad, se pierde el Estado y avanza el camino de más anarquía y de más violencia”.