El Sistema de Transporte Masivo de Barranquilla aún se encuentra en crisis financiera de los operadores. El concesionario Metrocaribe afirmó que se mantienen trabajando con recursos económicos de sus socios, debido a que “ningún banco les va dar plata” hasta no llegar a un acuerdo.

Ayer lunes Metrocaribe mantuvo una reunión con Davivienda, sin embargo, volverán a reunirse este miércoles, puesto que “es la entidad que no ha querido ceder para el apoyo”, así lo dio a conocer Juan Carlos Calderón, miembro de la junta directiva de Metrocaribe.

Para la cita de este miércoles, se espera la asistencia del gerente de Transmetro, Fernando Isaza, y el gerente de Ciudad, Carlos Acosta.

«Estamos trabajando con los rezagos que tenemos, vamos a hablar el miércoles con la entidad financiera Davivienda; Bancolombia nos va a apoyar, igual que el Banco de Occidente. A esa reunión están invitados porque es un tema de ciudad, no es algo solo de esta empresa”, aseguró Calderón.

Para garantizar el regreso de la operación luego de la suspensión que duró siete días por falta de dinero, como lo anunció el alcalde Jaime Pumarejo, las autoridades distritales se encuentran trabajando en el trámite legal para que les sean entregados recursos hasta por $10.000 millones.

La Alcaldía de Barranquilla ha transferido de recursos propios $40.000 millones a este sistema de transporte para mantener su funcionamiento.

En relación a una suspensión de operaciones en el sistema, Juan Carlos Calderón manifestó que se encuentran a la espera de lo que ocurra en la nueva reunión programada para el día de mañana.