Manifestantes quemaron algunas pertenencias de personas venezolanas durante la protesta.

Una reciente protesta contra el arribo migrantes en Chile, tuvo como resultado la incineración de carpas y elementos de personas venezolanas que habitaban en estos lugares. La manifestación llamada ‘No+migrantes’, fue realizada en la ciudad de Iquique y contó con la participación de unos 5.000 protestantes que expresaron su descontento ante la ola migratoria.

En los objetos destruidos por las llamas se encontraban juguetes infantiles, pañales, colchones, ropa, entre otros elementos; a medida que esto sucedía parte de los manifestantes gritaban palabras contra los extranjeros, en donde la mayoría de los asistentes grababan lo acontecido.

«Nos tiraron piedras, botellas, de todo. Y la gente, en vez de ayudar, grababa con sus teléfonos; era como un show para ellos. Nos sentimos humillados, tratados como animales, como una basura. Es muy triste que, porque uno es venezolano, ha pasado por miles de cosas, y te traten así» comentó Brayan, un joven venezolano de 21 años.

Dentro del grupo de migrantes que se encontraban en el lugar también habrían niños, ancianos y mujeres embarazadas, según expresa en su testimonio Moisés (de origen venezolano), «Tuve mucho miedo. Tuvimos que escapar todos a la playa porque empezaron a quemar nuestras carpas, las maletas, toda nuestra ropa».

El rechazo hacia este acontecimiento se evidenció en redes sociales en donde condenaron este hecho, desde organizaciones, ciudadanos e incluso representantes gubernamentales de este país.

Actualmente según indica el registro del Instituto Nacional de Estadística (INE), los venezolanos representan el grupo de migrantes más grandes en Chile con una cifra de un 30,5%, seguido de los peruanos con un 15,8% y un 12,5% pertenecientes a haitianos. Se estima un aproximado de 500.000 migrantes de nuestro país vecino, de acuerdo informes manejados 2020 (en Chile).