Deutsche Bank AG anunció el final de la fase de luna de miel durante la cual los empleados trabajaron de forma remota.

Y cada vez más empleados dicen que se sienten aislados de sus colegas, dijo Deutsche Bank en un informe a sus clientes.

Los resultados incluyen mujeres cada vez más propensas a problemas musculoesqueléticos debido a un trabajo remoto insuficiente, y casi el 40% de los trabajadores en los Estados Unidos informan sentirse agotados después de una semana de reuniones virtuales.

«A pesar de nuestra luna de miel inicial, la gente está empezando a darse cuenta de que la libertad de trabajar desde casa tiene algunas desventajas: la dilución de la cultura de la empresa, problemas de coordinación e incluso el bienestar mental de algunos trabajadores«, dijo Marion Laboure, analista de Deutsche Bank, en el informe.

Aun así, una encuesta propia realizada por la firma mostró que las personas esperan seguir trabajando desde casa dos o tres días a la semana una vez que la pandemia de coronavirus ya no se considere una amenaza.

La firma ahora espera que las oficinas en los principales centros financieros como Londres y la ciudad de Nueva York se llenen rápidamente, lo que apunta a un mayor número de pasajeros en los sistemas de transporte público en ambas ciudades, una señal temprana de que la gente está regresando a las oficinas.

«El trabajo desde casa ha traído nuevas libertades, se ha ahorrado algo de dinero extra porque los desplazamientos son menos«, dijo Laboure.

«Sin embargo, las preocupaciones en torno a la salud mental, el daño a las empresas de las ciudades, los nuevos graduados que no pueden conectarse con sus compañeros e incluso la vulnerabilidad a los ataques cibernéticos, han planteado que tal vez nuestra luna de miel con el trabajo remoto está llegando a su fin«, finalizó.