Encapuchados intentaron manchar la protesta pacífica con vandalismo a locales comerciales.

Los estudiantes del área de la salud de distintas universidades de Barranquilla, le dijeron “NO” a la reforma de la salud y se hicieron sentir en un acto pacifico, en donde todos se identificaron por sus batas blancas.

Desde el centro comercial Buena Vista emprendieron su marcha con rumbo hacia la plaza de la paz, en donde finalizaría su manifestación, y a la altura de la 51B con 84, centenares de encapuchados se infiltraron en la marcha, mientras que otros arremetían contra los vidrios de los locales comerciales del sector.

La manifestación se regresó al inicio, y en el punto de partida con oraciones, arengas y la entonación del himno nacional siguieron sus rumbos hacia la plaza de la paz pasando por el sector de boulevard de Buena Vista, Villa Carolina y El Limoncito, para luego arremeter contra locales comerciales del sector, como el salón de belleza del recocido Kevin Mendoza en Barranquilla.

Ante la situación, se evidencio el inconformismo de los estudiantes de la salud que se vieron ultrajados al empañar su protesta con vandalismo al comercio.

Frente a la situación, el alcalde la ciudad, Jaime Pumarejo dio declaraciones de los ocurrido y afirmó que las autoridades ya tienen plenamente identificados a los infiltrados que cometen vandalismo en la ciudad, y anunció cinco capturas.

“Hemos ido identificando a varias personas que están usando las marchas para cometer hurtos y para el vandalismo, ellos son una minoría y se esconden dentro de la protesta pacífica”, dijo el mandatario.

El balance de la ciudad dejado por las marchas del 5 de mayo, deja a una persona herida que fue socorrida por el esquema del comité de derechos humanos, campaña defender la libertar y el grupo de primero auxilios que hace presencia en las marchas.