Por Daniel Camero

Analista social y político

El presidente de la república, ante la inminente llegada del Covid-19 a territorio colombiano, debió dar un plazo máximo de 15 días para que empresarios, la clase obrera y la ciudadanía en general se organizara, por un lado las empresas enviarían de vacaciones a todos sus empleados a partir del primer día de cuarentena, esta orden vacacional por fuerza mayor, su remuneración pudo ser asumida a través de un acuerdo entre Estado y Empresa privada, o en dado caso por ser organizada quizás podrían haberlo asumido las mismas empresas ya que solo serian 30 días sin producción, el gobierno debió desde el momento cero de aviso público del virus, cerrar los vuelos internacionales, la clase obrera y miles de familias tendrían 15 días para abastecerse para el mes, el gobierno nacional tendría 30 días incluyendo los 15 dados para prepararse a la cuarentena de brindar ayudas alimentarias a las poblaciones identificadas en extrema pobreza, articulando con las fuerzas armadas, la policía nacional, las gobernaciones y alcaldías dichas ayudas. Todos en casa, nadie saldría hacer diligencias por qué nada funcionaría durante la cuarentena, absolutamente nada, empresas industriales detendrían labores de producción.

Solo personal médico fundamental para la continuidad de la prestación de servicios de la salud con pacientes en la unidad de cuidados intensivos UCI y otros casos, podría laborar, durante esos 30 días nadie visita a nadie en centros de salud, hubo plazo de 15 días para preparar todo, dicho personal médico seria transportado por rutas autorizadas por el gobierno nacional, departamental y municipal a sus casas, u hoteles en caso dado como medida preventiva.

Cumplida la cuarentena de 30 días, el gobierno nacional hubiese ido ordenando paulatinamente el reinicio de las labores por sectores de negocio, los más relevantes, la educación podría esperar un tiempo prudente, los vuelos nacionales se reabrirían, y los internacionales continuarían sin autorización, al menos por 30 días más, viendo el panorama internacional, como prudente 90 días, el comercio nacional se reactivaría y economía del país mejoraría. No entrarían embarcaciones, nada que tenga que ver con extranjeros por prevención al igual que en vuelos. Nadie entra nadie sale. Se dieron 15 días para repatriar a extranjeros.