Como ya es tradición, anualmente, el municipio de Turbaco celebra sus fiesta patronales, las cuales están llenas de magia, color, sabor ,cultura y entretenimiento.

Con el fin de poder conservar esta tradición de generación en generación, y enseñar y transmitir el legado cultural de este municipio, los habitantes, de la mano de la administración, preparan uno a uno cada detalle para que estas cada vez sean mejor y perduren en el tiempo como hasta ahora.

Este año, debido al distanciamiento social generado por la pandemia por Covid-19, se hizo necesario cambiar el formato de las fiestas y la actual administración quiere aprovecharla para invitar a la reflexión y a la sublimación de aquello que fue y que nunca más va a ser igual, pero que debe mantenerse en la memoria de los turbaqueros como parte de su esencia cultural.

En esta versión, ni los toros ni la sangre serán reales, serán memoria, fantasía, poesía, música, teatro, espectáculo limpio, a través de las redes, estas tendrán el doble propósito de ayudar a inventariar y sobre todo a poner en valor, algunas tradiciones, que pueden considerarse patrimoniales, para que ayuden a su posterior reconocimiento como bienes de interés cultural.

Este es el sentido de estas fiestas reflexionar, sublimar y poner en valor las tradiciones festivas de Turbaco.