Junior de Barranquilla y River Plate de Argentina se enfrentaron anoche en un partido que se vio consternado por los sucesos que se presentaban a los alrededores el Estadio Romelio Martínez.

Barranquilla nuevamente vive una noche de desmanes por la coyuntura del paro nacional, aun así, el partido entre Junior VS River Plate que se tenía agendado para jugar en la ciudad se realizó en un ambiente tenso por los enfrentamientos que se daban en los alrededores del estadio mientras el partido sumaba minutos.

Gas lacrimógeno, sonido de aturdidoras, bombas molotov y gritos de las personas que estaban afuera del estadio eran más fuertes que las animas dentro del estadio, siendo así, que minutos antes de iniciar el juego, el DT Gallardo camino el terreno de juego y tuvo que salir por la intensidad de los gases

El partido comienza y durante el minuto de silencio para las víctimas y la primera línea de la salud, se escuchaban como detonaban las bombas aturdidoras, en verdad, un minuto de silencio muy revelador. Corre la pelota y al minuto 23 tuvo que ser detenido por la intensidad de los gases dentro del estadio, ni los jugadores podían con el, 2 minutos ceso el partido y luego se reanudo con la cara de preocupación por parte de los jugadores del River Plate.

Durante el partido no hubo garantías para los jugadores que disputaban el encuentro, había temor por lo que pudiera pasar con la situación. Aunque el partido finalizo igualado, los argentinos se llevaron una mala sensación por la problemática que vive hoy Colombia.

En declaraciones el DT Gallardo, dijo que el partido se dio unas circunstancias atípicas, y que para él es difícil abstraerse de lo que está pasando.

“Era un momento complejo, porque uno no se puede abstraer de lo que está pasando, nosotros sabíamos que íbamos a venir a jugar, intentando que nos den las garantías necesarias, porque, no es normal venir a jugar un partido de futbol en una situación tan inestable como lo que está viviendo el pueblo colombiano”, fueron las palabras del DT.

Colombia no vive su mejor momento por la dura crisis social que está viviendo, y, aun así, se ratificó que el país será la sede para la Copa América 2021.

¿Considera usted que Colombia está preparada para ser país anfitrión de la Copa América?