Respirar aire de calidad en tiempos de pandemia

En Colombia, en 2019, antes de la pandemia por Covid-19, según el informe del Instituto Nacional de Salud, se registraron 17,549 muertes asociadas a enfermedades ambientales, generadas por la mala calidad del aire y del agua, para un total de 8% de la mortalidad anual total. Regularmente estas cifras están vinculadas al medio ambiente y a la contaminación como factores determinantes. Otro de los elementos que afecta la salud si la calidad no es óptima, es el aire interior, es decir, lo que se respira en los hogares, oficinas, colegios, universidades, hospitales, centros comerciales y cualquier lugar al que asistamos.

La pandemia también se involucro a estas cifras, justo porque el virus debilita, en su gran mayoría, las vías respiratorias, por lo que ese aire interior, termina afectando o ayudando a la recuperación, dependiendo su calidad, higiene y seguridad. Además, algunas recomendaciones son:

  • Buscar que los sistemas de aire acondicionado tengan una buena conducción de aire con materiales seguros para la salud, lo ideal es que sean materiales biosolubles que sean resistentes a hongos, moho y microbios, que son partículas que ensucian el aire, causantes de enfermedades respiratorias.
  • Además, los materiales deben ser durables, hoy en día existen certificaciones de seguridad para la salud, como el certificado EUCEB, que se puede identificar fácilmente en las etiquetas de los productos. Otro aspecto fundamental, es tener en cuenta los productos sostenibles con el medio ambiente, reduciendo el consumo de energía y la producción de CO2. También hay identificación de estos materiales con sus certificados internacionales que verifican el ciclo de vida del producto y otorgan una declaración ambiental de producto (EDP),con su respectivo sello.
  • Inciden también, dos aspectos elementales: la seguridad y el ruido. La primera refiere a que tenga protección contra el fuego, pues los ductos de aire, si tienen materiales flamables pueden ser grandes conductores de fuego, en caso de un incendio, por lo que se deben garantizar que los materiales a instalar, no sean flamables, como por ejemplo la fibra de vidrio. Lo segundo es el ruido, y estos deben garantizar la máxima absorción acústica y resistencia mecánica para la conducción silenciosa del aire en climatización especialmente en proyectos comerciales, institucionales y residenciales, y es identificable por ejemplo, cuando se entra a un espacio y el aire suena, lo que termina siendo un problema más que una solución.