Las federaciones de futbol de Chad y Pakistán han sido suspendidas con efecto inmediato, así lo informó el consejo (Bureau) de la FIFA en un comunicado.

La suspensión para la federación chadiana se produce tras las nuevas decisiones de las autoridades locales de retirar de forma permanente las competencias delgadas en la federación, establecer un comité nacional para gestionar transitoriamente el futbol y tomar el control de las instalaciones de la FTFA, lo que califica el consejo como injerencia gubernamental.

Se levantara la suspensión cuando se revoquen dichas decisiones y la federación a la par de su junta directiva, liderada por el presidente Moctar Mahamoud Hamid, afirmen a la FIFA que vuelven a tener el control de las instalaciones.

En el caso de la federación Pakistaní la suspensión se da debido a una injerencia por parte de terceros, lo cual constituye a una infracción grave de los estatus de la FIFA, pues la sede central de la PFF ubicada en Lahore fue tomada por un grupo de disidentes, además de la decisión de algunas personas de derrocar al comité regularizador nombrado por la FIFA y dirigido por Haroon Malik para que Syed Ashfaq Hussain Shah asumiera el mando de la federación.

Ante este caso la FIFA ya se había pronunciado públicamente a través de una carta advirtiendo de la ocupación ilegitima en la sede y el acceso denegado al personal reconocido, el caso se remitió al consejo quienes tomaron esta esta decisión.

La suspensión se levantará cuando se logre recuperar el poder de las instalaciones, cuentas, administración y canales de comunicación de la PFF por parte del comité regularizador y este se lo notifique a la FIFA.